Ciclismo



A pesar del considerable aumento en el presupuesto del equipo, el Euskaltel Euskadi llega al mes de abril sin haber estrenado su casillero de victorias. Para más inri, tampoco en la Vuelta al País Vasco, la ronda fetiche de los naranja, han conseguido alzar los brazos siendo Samuel Sánchez, el único que ha podido disputar alguna etapa.

Tamouridis en una crono
El ovetense está siendo una vez más el ciclista más entonado de los naranjas. A pesar de que su objetivo es el Giro por lo que no llegaba en forma a la salida de la Vuelta, Samuel ha sido el único dentro del top 15 ocupando precisamente la 15ª posición a más de 3 minutos de Nairo Quintana después de una mala contrarreloj en la última etapa.

Preguntado por si sentía la presión por no haber ganado, Samuel lanzó un dardo envenenado a sus compañeros diciendo que por su objetivo, el Giro, no era él quien tenía que inaugurar el casillero de victorias del nuevo Euskaltel. Pero claro, si no gana Samuel ¿quién gana?

Igor Anton fue segundo en el GP Miguel Indurain previo a la Itzulia. Decir que quedó segundo suena bien, saber que llegó a minuto y medio de Spilak le quita un poco la gracia a ese segundo puesto. El ciclista de Euskaltel que más cercano ha estado nunca de ganar una grande -lo tuvo hecho en la Vuelta de 2010 pero un tronco tiró por la borda su gran ronda- hace tiempo que no encuentra su mejor golpe de pedal. Parece increíble que el ciclista capaz de ganar de esta manera en El Chaparral ya no sea capaz de mantener el ritmo de casi nadie cuando la carretera pica para arriba.

Gari Bravo con el maillot de la montaña de la Tirreno
No es el único del que se esperaba más en este inicio de curso. Él por lo menos ha hecho segundo en el GP de Indurain pero el resto, ¿qué? Los hermanos Izagirre siguen siendo de los más competitivos de la escuadra naranja. Gorka fue tercero en una etapa de la París - Niza y acabó en una meritoria 18ª posición a tres minutos y medio del ganador Richie Porte. A eso hay que sumarle que fue séptimo en la general final del Tour Down Under que da el pistoletazo de salida a la temporada en Australia. 

Su hermano Ion fue cuarto en el mismo Tour Down Under. Sólo siete segundos le separaron de Geraint Thomas que ocupó el tercer cajón del podio australiano. Además ha sido décimo de dos etapas, una de la Vuelta a Andalucía y otra del Tour del Mediterráneo. 

Uno de los que tiene como objetivo principal el Tour, igual que Anton, y que debería estar a buen nivel a 
Romain Sicard
estas alturas es Mikel Nieve, la tercera opción del equipo para ganar etapas. El tercer jefe de filas en teoría. Su año 2013 no presenta nada destacado. Un tercer puesto en una etapa de la Vuelta a Andalucía no puede darle el aprobado en el primer tercio de la temporada a un ciclista que ha demostrado lo que Nieve en los dos últimos años.

Samu en la CRI de la Tirreno
Romain Sicard se ha convertido en un auténtico expediente x. Campeón del Mundo sub 23 y también del Tour del Porvenir cuando corría con el Orbea, no ha hecho nada destacable en los dos últimos años de naranja. Comenzó bien en 2010, la temporada de su debut como profesional con un segundo puesto parcial y 11º final en el Dauphiné, y tres etapas dentro del top ten además de ser 10º en el Tour de Baviera.  El año pasado fue quinto en la Bola del Mundo después de estar escapado con un grupo de nivel pero hay que exigirle más. Él era el futuro de Euskaltel junto con los Izagirre, Intxausti y Castroviejo. Sin los dos últimos, los hermanos se dejan ver pero Sicard sigue haciéndonos esperar. 

Del resto del equipo poco se puede decir. Gari Bravo estuvo combativo en la Tirreno y vistió el maillot de líder de la montaña que algo es algo. De los fichajes ninguno parece dar alegrías a la afición naranja y los Astarloza o Rubén Pérez se dejan ver en las escapadas pero poco más. No tiene pinta de que el de Pasajes vaya a ser ni la mitad de líder que era antes de su sanción. 

Nunca se sabe dónde puede llegar la primera victoria aunque que Euskaltel se vaya de la Vuelta al País Vasco sin victorias es noticia. Y muy mala además. Quizás este sea el año que, por fin, los naranjas ganan una grande con Samuel, que lo merece más que nadie. Dos podios en la Vuelta y uno en el Tour son su carta de presentación. El año pasado Purito estuvo a punto de ganar en Italia, Samu es más completo que el catalán, ¿por qué no?

De cara al Tour, ahora mismo pintan bastos. No se puede ser positivo. Igual vuelve el mejor Anton y nos da muchas alegrías, nadie lo sabe, lo que sí es obvio es que la alerta naranja se ha encendido. Urge ganar. 



La Unión Ciclista Internacional ha decidido dejar en blanco los siete Tours que acabaron con Lance Armstrong en lo más alto. Además, ha decidido sancionar de por vida, no podrá volver a competir, al ciclista de Austin, Texas. 

El comunicado que ha hecho público la UCI dice lo siguiente: "El Comité decidió aplicar esta decisión a partir de ahora para cualquier resultado deportivo competitivo descalificado a causa de dóping para el periodo entre 1998 y 2005"

El comité asume que la decisión es injusta para aquellos ciclistas que no se doparon en aquella época pero la negra nube que estará siempre encima de esa generación, no hace viable la resignación de los Tours de Francia. 

No se puede obviar que todos los que fueron segundos, Zulle, Ullrich, Beloki, Basso y Klöden han visto sus nombres manchados por la duda del dopaje por lo que no sería justo regalarles triunfos. Con esta decisión, la UCI asume que Armstrong no fue el único dopado, sino el que mejor se dopaba de entre todo el pelotón y por eso no hay cambio de ganadores. 



Greg Lemond, triple ganador del Tour de Francia ha sido el último en manifestarse respecto al escándalo del US Postal que asola el ciclismo internacional. El ciclista estadounidense pide en una carta la dimisión de McQuaid y Verbrugghen, los dos últimos jefes de la UCI. 

"Quiero que el mundo del ciclismo se sume en la petición a Pat McQuaid de que dimita. En la historia del ciclismo no he visto nunca un abuso de poder así. Dimite, Pat, si amas el ciclismo. Dimite incluso si odias el deporte», escribe LeMond, quien acusa al dirigente irlandés de cierta connivencia con la trama de dopaje, algo también sugerido en algunos pasajes del informe de la Usada: «Sabes muy bien lo que ha estado pasando en el ciclismo, y si quieres negarlo, entonces hay incluso más razones para que los amantes del ciclismo deban pedirte que dimitas 
Pat, en mi opinión, tú y Hein (Verbruggen, el anterior presidente) sois la parte corrupta del deportedice el comunicado. 

"Vosotros habéis destruido este deporte" acaba el texto de Lemond

Lemond no ha sido el primero en dirigir el dedo amenazante hacia McQuaid. Travis Tygart, presidente ejecutivo de la USADA también avisó al jefe de la Unión Ciclista Internacional de que el caso de Armstrong y el US Postal sucedió durante su mandato.

Como amante del ciclismo no puedo estar más de acuerdo con Lemond. Armstrong se quiso reír del mundo durante casi diez años y lo consiguió hasta que la Agencia Americana contra el Dopaje decidió bajar del olimpo al ciclista más mítico del pelotón. 

Armstrong nos engañó, Bruyneel fue su aliado y los doctores del US Postal se creyeron que saldrían indemnes de semejante atropello ético al deporte de la bicicleta. Cuando Armstrong demarraba estaba engañando, no iba solo...y además sus compañeros siempre intentaron que pareciera víctima de una caza de brujas. Una caza de brujas que el informe de la USADA ha demostrado que debió ser mayor...y menos corrupta.

Porque que nadie caiga después del caso US Postal dentro de la UCI es la enésima tomadura de pelo. Armstrong no trabajaba solo, no podemos decir que la Unión Ciclista le ayudara ni mucho menos, pero cada vez tiene más peso el rumor de que Lance Armstrong dio positivo en el Tour de 1999. Aquel positivo fue tapado por Pedro Celaya por lo que la UCI no pudo hacer nada, pero el supuesto segundo positivo del tejano sí que pudo costarle la vida deportiva al heptacampeón. Ese segundo positivo fue tapado por Armstrong y su gente -se especula con que Nike también aportó dinero- previo pago de una ingente cantidad de dinero...al propio presidente de la Unión Ciclista Internacional.

Fue Floyd Landis quien habló de los positivos de Lance por primera vez. Más adelante la mujer del propio Lemond, fue la que acusó y habló de un supuesto pago de 500.000 dólares por parte del tejano y de Nike para tapar el positivo de la Vuelta a Suiza en 2001. Dicho pago fue supuestamente realizado a una cuenta en Suiza a nombre de Hein Verbruggen, algo inaceptable.

Armstrong no fue más listo por doparse y que no le pillaran. Aunque también fue muy listo porque sólo le pudieron coger dos veces, pero sólo la corrupción del mundo del ciclismo a principios del siglo XXI permitió que Armstrong subiera siete veces al podio del Tour de Francia.

Riccardo Riccó dio positivo dos veces, casi muere haciéndose una transfusión que él mismo negó...y fue sancionado de por vida, pero a Lance le dejaron correr, correr y ganar, claro. 



Alberto Contador no pudo esquivar ayer las preguntas sobre Lance Armstrong en la presentación del Tour de 2013, el que será su objetivo de cara al curso que comenzará en enero.

El mejor ciclista del momento se equivocó al afirmar que están humillando a Lance y al mostrarse molesto por el linchamiento público que está sufriendo el ex ciclista de Austin.

Por todos es conocido que la relación de Contador con Armstrong no es buena y en este sentido, si el tejano creó el Radioshack fue para intentar derrocar al madrileño que era el jefe de filas del equipo de su amigo y aliado Johann Bruyneel el jefe del equipo más dopado, según el informe de la USADA de la historia del ciclismo.

Es evidente que a Armstrong se le está linchando, porque se le tenían ganas, pero es evidente y el informe de la USADA eso lo ha querido dejar claro, que el ciclista de Austin se ha reído del ciclismo, del Tour, de su organización y de los millones de aficionados que le han aplaudido en cualquier cuneta de sus siete años en Francia. 

No iba a poder evitar que se le preguntara pero podía haberse manifestado contra Lance como hizo Wiggins. El reciente ganador del Tour comparó al ex ciclista del US Postal con Papá Noel. Wiggo dijo que "Armstrong es como Papá Noel, cuando creces te das cuenta de que es mentira". 

Quizás Alberto no podría meterse con él. No podemos obviar que el de Pinto ha estado en la estructura del Discovery Channel y del Astana bajo el amparo de Johann Bruyneel, pero debería haber censurado lo que demuestra el informe de la Agencia Americana contra el Dopaje. Mucha gente esperaría al ciclista madrileño con el cuchillo si criticara a Lance y es que, a diferencia del americano, del español sí que hay un positivo que es público y que le hizo cumplir sanción durante los primeros seis meses de este año 2012. 

Tiene razón Contador en alabar la labor de Armstrong con su fundación. Si algo bueno ha hecho el ciclista americano para el mundo es la creación de la fundación que lleva su nombre y que ha vendido 48 millones de pulseras de silicona amarilla que han generado otros tantos millones de dólares que han ido a la lucha contra el cáncer.

Armstrong pasó a la historia el día que se retiró por primera vez con siete Tours bajo el brazo pero dentro de veinte años, los jóvenes aficionados al ciclismo no recordarán a Lance subiendo haciendo el molinillo, con el plato pequeño y una superioridad insultante, recordarán a un estadounidense arrogante que montó el sistema de dopaje más sofisticado y profesionalizado de la historia del ciclismo para hacerse con siete trofeos que ha tenido que devolver. 



El Tour de Francia recuperará su dureza para celebrar sus cien ediciones y acabará con una etapa nocturna en los Campos Elíseos de París. 

Los míticos Mont Ventoux y Alpe D'Huez, este dos veces, vuelven a la ronda gala que tendrá cuatro llegadas en alto en la edición de 2013.

Por primera vez, la Grande Boucle comenzará en Córcega donde se correrán tres etapas antes de pasar al territorio continental francés. La primera etapa fuera de la isla será una contrarreloj por equipos de veinte kilómetros que, a día de hoy, parece muy favorable para un Sky en el que estarán Wiggins, Froome o Michael Rogers. 

La última crono no será el día anterior a París como ha sido los últimos años. Al igual que ocurriera en 2009 cuando Contador, Schleck y Armstrong coparon el podio, la crono final será durante la última semana y serán 32 kilómetros entre Embrun y Chorges.

Alpe D'Huez será el plato principal del Tour de 2013 sin pasar por alto la llegada al Ventoux que será en la etapa más larga, con 242 kilómetros de recorrido. Las 21 curvas más espectaculares del calendario ciclista se subirán dos veces en la misma etapa por lo que se prevé una etapa bestial.

A diferencia del Tour de este año, los Pirineos se subirán antes que los Alpes y Aix 3 Domains y  Bagnéres de Bigorre serán las llegadas en alto del primer paso montañoso del Tour del centenario que comenzará el 29 de junio y acabará en París, de noche, el 21 de julio.




La Unión Ciclista Internacional le ha quitado los siete Tours a Lance Armstrong y además decidió sancionar de por vida al ciclista de Austin. Los siete Tours se quedan vacíos después de que el informe de la USADA destapara el mayor sistema de dopaje de la historia del deporte.

“La UCI no hará recurso a la USADA. La UCI le quitará los siete Tours de Francia. No hay lugar para él en el ciclismo” afirmó Pat McQuaid presidente de la UCI.  Travis Tygart director ejecutivo de la USADA afirmó que ”Las pruebas demuestran, más allá de cualquier duda, que el equipo ciclista US Postal organizó el programa de dopaje más elaborado, profesionalizado y exitoso jamás visto en el deporte”

Con la sanción a perpetuidad, el ciclista americano queda desposeído de todos sus triunfos después del cáncer entre los que destacan los siete Tours de Francia. A día de hoy, el palmarés del ex ciclista de 41 años sólo cuenta con cuatro victorias destacables, el Mundial de Ruta, la Clásica San Sebastián, La Flecha Valona y el campeonato nacional en ruta.

Lance, que abandonó la lucha legal contra la USADA no podrá defenderse ni reclamar que se le devuelvan los Tours.

Christian Prudhomme, director del Tour de Francia afirmó que si la UCI le quitaba las siete victorias en París al tejano, no designaría campeones en esos sietes tours por lo que ni Jan Ullrich, ni Joseba Beloki ni Ivan Basso son a estas horas campeones del Tour de Francia de ninguno de esos siete años.

A este respecto se manifestó la USADA que afirmó que 20 de los 21 ciclistas que habían acompañado al ciclista del US Postal y Discovery Channel estaban implicados en el dopaje sin afirmar quién era el que estaba limpio al cien por cien.



No corren buenos tiempos para el ciclismo profesional. Al informe de la USADA que hablaba del dopaje sistemático de uno de los mejores -si no el mejor- equipo de la historia, hay que sumarle la mala noticia del adiós de un equipo histórico como el Rabobank.

El equipo más longevo, lleva en el pelotón desde 1984, colgará las bicicletas el próximo 31 de diciembre según han comunicado desde dentro de la escuadra holandesa.

Precisamente ha sido el informe de la USADA el que les ha llevado a tomar la decisión según aseguró Bert Bruggink:  "Es con dolor en el corazón, pero para que el banco se trata de una decisión inevitable. Ya no estamos convencidos de que el mundo del ciclismo profesional internacional puede hacer que este deporte sea lugar limpio y justo. No estamos seguros de que esto va a cambiar para mejor en un futuro previsible"

Se marca un equipo mítico que deja huérfana a una de las mejores aficiones ciclistas que hay como es la  holandesa.  Desde 1984 las carreteras del Tour de Francia han estado teñidas de naranja gracias a una afición fiel como pocas.

A día de hoy, hay 28 ciclistas que no tienen bicicleta para el año 2013 entre los que destaca Luis León Sánchez, campeón de España contra el crono y ganador de una etapa del Tour y de la Clásica San Sebastián - San Sebastián. Además del ciclista murciano se quedan sin equipo Robert Gesink tres veces top ten en La Vuelta y quuiunto en el Tour de 2010, Bauke Mollema cuarto en La Vuelta de 2011, Steven Kruijswijk noveno en el Giro de 2011 y mejor joven, Lars Boom o Laurens Ten Dam octavo en la última edición de La Vuelta a España. 



Alejandro Valverde se impuso en la meta de la Collada de la Gallina por delante de 'Purito' que es más líder, y de Contador, que encontró sus mejores sensaciones en la ascensión por Andorra.

Urán y Henao volvieron a hacer la selección como siempre, pero el ex del Caisse D'Epargne no aguantó tanto como Henao, en parte debido a la caída de la jornada anterior. Henao tuvo que tirar para aligerar el grupo y consiguió dejar, por ejemplo, a Juanjo Cobo.

La primera selección importante la hizo Alejandro Valverde con un ataque duro dentro de los últimos cinco kilómetros. El ciclista murciano no ha acusado para nada esta semana, haber corrido el Tour de Francia y se encuentra con un punto de chispa mayor que el resto en la llegada. Por eso lleva dos de tres en las llegadas que han disputado los cuatro fantásticos.

Tras el ataque del 'Bala', Chris Froome se fue para adelante. El ciclista británico de Sky no dudó en lanzar un duro ataque en cuanto alcanzaron al portador del maillot blanco de la ronda española. A su rueda, con su agilidad característica Alberto Contador, que parecía que saltaba encima de la bici. 'Purito' sufrió, pero la inestimable ayuda de Dani Moreno le volvió a meter en el grupo selecto. El catalán se conocía la subida a las mil maravillas y supo aguantar sin pasarse de frenada. A pocos metros llegaba Igor Anton con su ritmo diesel y Beñat Intxausti de paquete. El ciclista de Movistar fue incapaz de ayudar siquiera un poco a su ex de Euskaltel para que llegara al grupo cabecero y así meterse él. Eso sí, le ganó el sprint.

El de Pinto fue el siguiente en probarlo. Abrió un hueco importante y parecía que iba a ganar...hasta que 'Purito' que había estado guardándose, lanzó un ataque.Valverde, conocedor de que 'Purito' entrenaba en esa zona, le siguió y le pasó en la última curva igual que a Contador. El de Saxo Bank se quedó a escasos 25 metros de volver a disparar desde una meta, pero volvió a recuperar sensaciones.

Valverde les pasó como una bala, está con un puntito más, es evidente y si no llega a ser por la caída, sería líder de la vuelta con bastantes segundos de ventaja sobre el resto.

Pero de líder sigue Joaquim, que además se afianza por momentos. Ayer Froome cedió y está a 33" del de Katusha. La pérdida no fue preocupante -más teniendo en cuenta que hay una crono de 40 km- pero que el británico se muestre humano es algo nuevo. Él también falla.

Tercero es Contador, cuarto Valverde y en el quinto, sexto y séptimo puesto, aguantaron bien Gesink, Moreno y Roche, que minimizaron la pérdida de tiempo que apuntaba a ser más grande. Octavo aparece ya Igor Anton, que los jefes de Euskaltel dicen que está bien. Veremos.

Pase lo que pase y gane quien gane, disfrutemos de La Vuelta, que está siendo espectacular.



Ahora que Lance Armstrong ha renunciado a seguir con el litigio legal contra la USADA (Agencia americana contra el dopaje) ¿qué hacemos con el ciclismo?

Los más optimistas, ven que Lance renuncia a seguir luchando por agotamientoPorque se ha cansado de demostrar que es inocente. Esta postura es la que mostró David Millar, al abanderado del ciclismo limpio, en una entrevista a El País durante el pasado Tour de Francia.

Otros por el contrario, creen que Lance abandona la lucha ante las pruebas aportadas que podrían salir a la luz de continuar la lucha legal. 

De uno u otro modo, ha sido la puñalada más mortal que se le ha dado al ciclismo en su historia. El 'Caso Festina' el 'Caso Cofidis' o la Operación Puerto quedan en nada al lado de lo que la USADA pretendía demostrar: que el más grande de la historia ganó dopado sus siete tours.

Pase lo que pase, nunca olvidaremos sus espectaculares subidas. Su victoria en Luz Ardiden el mismo día que se cayó al suelo será la muestra más épica de un enfermo de cáncer que se levantó con más fuerza que nunca tras estar prácticamente muerto. Porque eso era Lance, un ejemplo de superación mezclado con esa arrogancia a veces tan yankee, que le hizo ganar enemigos en todo el mundo pero también fans.

Sólo un hombre emblemático como él sería capaz de llenar el mundo entero de pulseras amarillas. Su fundación, Livestrong, sigue ligada al ciclismo y aparece en el maillot del Radioshack para que no nos olvidemos de la lucha contra el cáncer. Ese cáncer que estuvo a punto de privarnos del mejor ciclista de todos los tiempos. Si los datos no me bailan, creo que ese pedazo de plástico amarillo, es lo más vendido de la gigantesca Nike en su historia. Más allá de Jordan, de Cristiano Ronaldo o de Ronaldinho, las pulseras de Lance.

Queda pendiente saber qué pasaría con sus siete entorchados en caso de que el Tour decida quitárselos, que es algo que no está claro. Bjarne Riis admitió haberse dopado y sigue constando como ganador del Tour de 1996 y según ha contado hoy Óscar Pereiro en su twitter, hay una norma en la UCI por la que a los 8 años prescribe el proceso de reclamación de cualquier resultado. Si nos atenemos a lo que dice el ganador del Tour de Francia, a Armstrong se le podrían quitar los Tours de 2004 y 2005 que irían a parar a manos de Andreäs Klöden e Ivan Basso. Si lo ganara el italiano sería ir de Guatemala a Guatepeor.

Si se deciden a quitarle los siete tours, algo que parece poco probable y según lo anteriormente citado, imposible o ilegal, no se sabe si quedaría vacío el ganador o si se le daría el triunfo al segundo.

Zülle sería el primer beneficiado. El ciclista suizo fue el primer acompañante de Armstrong en el podio de París y Fernando Escartín, que fue tercero, sería segundo. Laurent Dufaux ocuparía la tercera posición.
Ullrich sería primero y Beloki segundo en los dos siguientes casos con Christophe Moreau y el fallecido Andrei Kivilev como tercero. 

En 2002, el ciclista guipuzcoano sería el campeón del Tour por delante de Raimondas Rumsas y Santiago BoteroRumsas dio positivo, su mujer fue parada en una frontera con productos dopantes en el coche y Botero estuvo en la Operación Puerto metido, como casi todos los del Kelme.
El caso más complejo sería el de 2003 que iría a Ullrich, segundo sería Vinokourov y tercero Tyler Hamilton. 

En 2005, Mancebo escalaría al tercer puesto del cajón, pero claro, sin foto ni nada.

Yendo por partes. Ullrich que se dopaba, ganaría tres tours, Basso que también estuvo en la Operación Puerto ganaría otro y luego está el caso de 2003. Cabe recordar que Ullrich fue sancionado una vez se había retirado del ciclismo profesional.

Aquel año Armstrong sufrió como nunca para ganar a Ullrich. El ciclista alemán, que creó el Bianchi para correr el Tour, puso en peligro el Tour de Lance. Tercero fue Vinokourov que también dio positivo más adelante y cuarto Tyler Hamilton que, a pesar de correr con la clavícula rota, acabó el Tour cuarto. Más adelante, también dio positivo.

Por lo tanto, si quitamos el Tour a alguien sin dar positivo, no se le podría dar a ninguno de los cuatro primeros que también estaban ahí metidos. Ese Tour sería para Haimar Zubeldia, quinto por delante de Iban Mayo que fue sexto y también dio positivo. 




Joaquim Rodríguez se hizo ayer con la quinta etapa de la Vuelta a España en el Fuerte de Rapitán tras una última subida corta pero espectacular, de las que hacen afición.

El catalán de Katusha llegó solo a meta tras dejar atrás a un Froome que descolgó a Contador y Valverde dentro del último kilómetro. Gracias a esta victoria, Purito afianza su liderato y ahora le saca diez segundos a Froome y 36 a Alberto Contador que llegó acalambrado a la meta de Jaca.

La etapa transcurrió por los derroteros de siempre. La escapada no molestaba al gran pelotón más que por la incursión en ese primer grupo, de Thomas De Gendt, belga del Vacansoleil y tercero en el pasado Giro de Italia.

Los hombres de Katusha no dejaron que la diferencia creciera en exceso y los de Movistar, Saxo Bank y, sobre todo, Sky, echaron abajo la fuga dando caza a De Gendt ya en las calles de Jaca cuando el grupo marchaba en fila de uno por las estrechas calles de la ciudad oscense.

Pablo Lastras hizo la aproximación al puerto para dejar paso a los Sky en las primeras rampas del Rapitán. Los hombres de Chris Froome volvieron a realizar un gran trabajo y es que entre Henao y Urán descolgaron a Anton, Mollema y a Gesink de los favoritos. Especialmente hiriente es el caso del de Euskaltel que afirmó que fue de menos a más y parece evidente que pagó su mala colocación al ir muy retrasado antes del inicio de la subida. Al final cedió casi un minuto.

El trabajo de Henao fue espectacular y la puntilla la puso Urán que limitó el grupo a cinco corredores. Además de él y su líder, sólo Purito, Contador y Valverde aguantaron su rueda ya que Juanjo Cobo, vencedor del año pasado, cedió en el último kilómetro.

Entonces atacó Froome. Contador cedió, Valverde dudó de primeras y también cedió y 'Purito' salió rápido a su rueda. Le adelantó como un avión por dentro y su explosividad hizo el resto. "Hoy no me metían la rueda" afirmó después de la etapa el líder de la ronda.

Tras esta nueva llegada en alto, Purito, Froome y Contador son los tres primeros con Uran, Gesink y Valverde en los tres siguientes puestos.

Después de ver etapas como las de ayer hay que decir bien alto que viva la Vuelta. Puede que el Fuerte del Rapitán no tenga el glamour de un Tourmalet pero fue más decisivo que el coloso del Tour, siempre colocado en mitad de etapas pirenaicas y casi nunca como final. El trabajo que hacen los jefes de la ronda española por hacerla cada año más espectacular es digno de admiración. Casi nadie conocía el Xorret de Catí hace unos años y hoy es una de las subidas que más apetece ver cuando se llega allí, al igual que el Fuerte de ayer.



Cada año por después del Tour y durante la celebración de la Vuelta a España, se empiezan a escuchar rumores y se empiezan a anunciar los fichajes del pelotón internacional de cara al próximo año.

Como todos los años, estando casi en septiembre, ya hay varios fichajes confirmados y miles de rumores, más este año que los equipos necesitan conseguir puntos de cualquier lado para ser World Tour.

El fichaje más significativo es el de Vincenzo Nibali por el Astana. Ante la incertidumbre que pesa sobre la escuadra italiana - Liquigas abandona el patrocinio - 'El Canibal' que fue tercero en el pasado Tour de Francia y que ganó La Vuelta de 2010 ya ha encontrado acomodo en el equipo kazajo que dirigirá Alexandre Vinokourov. Los rumores apuntan a que del equipo kazajo saldrá uno de los líderes de este año, el checo Roman Kreuziger que interesa mucho al Saxo Bank como gregario de lujo de Alberto Contador.
El que se marchará seguro de la escuadra celeste es el croata Robert Kiserlovski que lucirá los colores del Radioshack Nissan Trek. Además, en las últimas fechas ha ganado el rumor que sitúa a Fugslang en el Astana. El ciclista danés no está contento en el Shack ya que no corrió el Tour y se especula con que su ausencia de La Vuelta puede deberse a que los puntos UCI que lograría en la ronda española, irían directos al Astana.

De Liquigas también saldrán Eros Capecchi y Sylvester Szmyd con destino España. El Movistar Team se ha cubierto las espaldas con los fichajes de Capecchi y Szmyd para tener el nueve más completo posible en el Tour de Francia.

Lamentablemente no podrán contar con uno de sus mejores gregarios. El bielorruso Vasil Kiryienka defenderá los colores del Sky el año que viene por lo que será uno de los mejores ayudantes de Bradley Wiggins en el Tour de Francia. 'Wiggo', que defenderá título, tendrá la difícil tarea de aguantar los ataques de Contador y Andy Schleck tras un Tour en el que casi nadie ha osado atacarle.

Volviendo al Radioshack cabe matizar que nadie sabe qué pasará con Andy Schleck. Se ha especulado mucho sobre su futuro. Tiene contrato y Bruyneel ha afirmado recientemente que quiere ganar un Tour con él pero que el equipo americano no anda al corriente de pagos es algo que conoce todo el pelotón y que sufre el pequeño de los Schleck igual que Cancellara o Zubeldia, dos que cuentan con varias novias. 'Espartáco' podría volver a correr a las órdenes de Bjarne Riis algo que, evidentemente, le agrada mientras que el de Usurbil, a pesar de tener contrato suena para Astana...y también para Euskaltel, claro.
El que es seguro que saldrá es Daniele Benatti que será el sprinter de un Saxo Bank Tinkoff que no pierde a Nick Nuyens que correrá en el Garmin - Sharp. El equipo de Riis además contará con Nicolas Roche para el Tour. El ciclista irlandés que está completando una buena primera semana de La Vuelta y que fue 12º en el Tour será corredor del equipo danés en 2013.

Por último, queda otro español que ya ha encajado en el puzzle. Joan Antoni Flecha dejará el Sky para ser el líder del Vacansoleil en las clásicas de primavera, un objetivo que persigue desde hace años. El catalán será compañero de Rafa Valls en la escuadra holandesa.




Alejandro Valverde se hizo con la tercera etapa de La Vuelta en la cima del Santuario de Arrate in extremis. El ciclista murciano del conjunto Movistar se impuso por un centímetro a su amigo Joaquim Rodríguez, que perdió la etapa al verse ganador y levantar el pie. Como el mismo comentó: "He perdido la etapa por una estupidez y estoy muy cabreado".

El ex campeón de España entró primero en la última curva y siempre se dice que el que entra primero en la última curva de Arrate gana...hasta ayer cuándo Valverde esprintó hasta el final mientras el de Katusha levantaba el pie.

Con esta victoria, Alejandro Valverde se convierte en el nuevo líder de La Vuelta adelantando a su compañero de equipo, el vizcaíno Jonathan CastroviejoSegundo en la general es otro Movistar, otro vizcaíno y otro ex de Euskaltel como es Beñat Intxausti a dieciocho segundos de Balaberde que sumó su sexta victoria del año, la segunda más importante tras la conseguida en Peyragudes en el Tour. 

La etapa fue la esperada, una escapada, de ocho esta vez con Markel Irizar corriendo en casa y Philippe Gilbert como mejor clasificado, lideró la etapa hasta que fueron alcanzados ya en Éibar a ocho kilómetros de meta y a poco más de uno para encarar las primeras y más duras rampas de Arrate.
El guipuzcoano del RadioShack fue el último en ser absorbido por el gran pelotón y tras la etapa quiso agradecer a la marea naranja su apoyo: "No sé si estarán orgullosos de nosotros, pero nosotros de ellos lo estamos mucho" afirmó el ex de Euskaltel.

El trabajo de Sky en favor de Froome echó abajo la escapada y en las primeras rampas de Arrate se puso a tiras el Saxo Bank telegrafiando lo que iba a pasar: el ataque de Contador.

Dani Navarro puso un ritmo exigente que hizo que muchos se quedaran y que Igor Anton, uno de los favoritos, pasara por la pancarta de seis a meta con un sofocón importante. 

Curiosamente el primer en atacar no fue Contador. Tampoco Froome. Fue Alejandro Valverde el primero en lanzar el ataque y el ciclista de Pinto el que salió a su rueda y una vez le alcanzó lanzó su primer ataque.
Hasta cinco ataques lanzó el mejor corredor del mundo pero no consiguió llegar sólo a la meta de Arrate porque atacó en la zona final, cuando la subida ya no es tan exigente como al principio.

Hubo una verdadera guerra entre los tres españoles por entrar el primero en la curva conocedores de la ventaja que eso daba y Purito venció esa batalla, pero perdió la guerra por pararse antes de tiempo.



El Movistar Team se impuso ayer en la contrarreloj por equipos de La Vuelta a España que recorrió las calles de Pamplona.

Los de Eusebio Unzue fueron los más rápidos en recorrer los 16,5 kilómetros que iban desde la Plaza del Castillo hasta la meta, situada dentro de la Plaza de Toros de Pamplona. Los ciclistas pasaron por el recorrido de los San Fermines en un guiño de la organización a la fiesta pamplonica. El otro guiño a la fiesta vino por parte de los navarros de Caja Rural que corrieron con un buzo blanco con una franja roja en la cintura simulando al corredor de San Fermín.

Rabobank, Quick Step y BMC clavaron los cronos y fueron los mejores de los 21 primeros equipos cuando parecía imposible que nadie bajara de los 19 minutos. Los tres equipos corrieron en 19:01 y fueron primeros hasta que salieron los últimos, los de Movistar, y reventaron el cronometro. 

El nueve de Unzue formado por Cobo, Castroviejo, Erviti, Intxausti, Lastras, Moreno, Quintana, Rojas y Valverde fue el más rápido desde el inicio. No pudo llegar con el grupo el navarro del equipo, Imanol Erviti, que cedió respecto a sus compañeros, al igual que hicieron Lastras y Rojas.

Los seis azules llegaron embalados por las míticas calles de los encierros pamplonicas y Jonathan Castroviejo cruzó primero la línea de meta y se convirtió en el primer portador de 'La Roja', el maillot de líder de la Vuelta Ciclista a España.

De los favoritos, evidentemente Valverde y Cobo fueron los mejores. El murciano pidió un par de días para conocer cómo se encuentra de forma, pero el cántabro lleva el '1' y es candidato gracias a su exhibición del año pasado. 

Robert Gesink cedió 10", Chris Froome 12 igual que Jurgen Van den Broeck. Dos segundos más, 14, perdió Alberto Contador, el máximo favorito de cara a la victoria en Madrid mientras que los otros españoles candidatos, Igor Anton y Joaquim Rodríguez cedieron 28 y 15 segundos respectivamente.



Luis León Sánchez (Rabobank) se adjudicó la Clásica ciclista San Sebastián – San Sebastián llegando solo en la meta del Boulevard donostiarra.

El ciclista murciano atacó dentro de los diez últimos kilómetros y volvió a entrar con los brazos en alto en una meta en la que ya ganó en 2010 al imponerse a Vinokourov y Carlos Sastre al sprint.

La Clásica, la prueba de un día más importante del calendario nacional, comenzó con un homenaje a Jaime Ugarte, el hombre que consiguió llevar a las carreteras donostiarras a la serpiente multicolor y que ayer dijo adiós a una prueba que no existiría sin él.

Jaizkibel volvió a dictar sentencia tanto en la primera como, sobre todo, en la segunda subida del puerto más importante de Gipuzkoa. Joan Horrach lideró el pelotón hasta la primera llegada con el objetivo de endurecer el ritmo para que los mínimos ciclistas pasaran por la cima. El trabajo del ciclista mallorquín no tuvo recompensa ni con Joaquim Rodríguez ni con Xavi Florencio, otro hombre que sabe lo que es ganar en el Boulevard.

Adrián Palomares y Javier Aramendia del Andalucía y del Caja Rural fueron los fugados hasta que se les alcanzó en la primera ascensión a Jaizkibel cuando los Saxo Bank Tinkoff decidieron endurecer la carrera. Paulinho y Sorensen atacaron y consiguieron que el grupo se redujera hasta quedarse en los 30 que se iban a jugar la meta y que llegaron en un margen de 30″ en la meta.

Luis León fue el más listo. No era el más rápido en un grupo en el que estaban Gerrans, Valverde o ‘Purito’ pero sí fue el más listo y jugó perfectamente sus cartas al atacar a ocho de meta. El año pasado Gilbert atacó a falta de poco más de cuatro kilómetros y nadie pudo seguirle. El de Mula decidió irse solo desde antes y la jugada le salió de cine.

Poco a poco fue sacando tiempo a unos perseguidores donde nadie se ponía de acuerdo y finalmente fueron siete los segundos que sacó al grupo de favoritos que lideraron Gerrans (Orica – GreenEdge) y Gianni Meersman (Lotto Belisol). Joaquím ‘Purito’ Rodríguez fue el primer español entrando octavo en la línea de meta y su compañero Xavier Florencio fue el otro nacional en el Top Ten.

Igor Anton se llevó el premio al primer ciclista con licencia vasco-navarra, un premio que llevaba dos años ganando Haimar Zubeldia.

El equipo naranja no tuvo su mejor actuación en La Clásica. Samuel corrió por el carisma que desprende y no pudo acabar la carrera de más de 230 kilómetros mientras que solo Anton entró en el primer grupo.

Mikel Astarloza -que volvía después de retirarse en el Tour- Gorka Izagirre e Ivan Velasco llegaron a casi cuatro minutos mientras que Romain Sicard y Amets Txurruka se dejaron llevar hasta la meta.



Ayer fue el día marcado en rojo por los amantes del ciclismo, ayer volvió Alberto Contador a competir.

El ciclista de Pinto se volvió a vestir con los colores del Saxo Bank, estrenando así la nueva indumentaria, en el Eneco Tour of Benelux después de los seis meses más duros de su vida, según él mismo declaró.

En la primera jornada del Eneco Tour, Marcel Kittel se hizo con la victoria en la llegada al sprint en la que José Joaquín Rojas fue séptimo. La cita del Benelux llega a sólo doce días para el comienzo de la Vuelta a España, la primera gran cita en la que competirá Alberto Contador después de su sanción.

Alberto Contador dio positivo por clembuterol en un control anti dopaje que se le realizó en el Tour de Francia de 2010 y fue sancionado el pasado mes de febrero después de año y medio de disputa legal en el que el propio Contador se hizo con el Giro del año pasado y fue quinto en el Tour de 2011.

Durante estos seis meses de sanción, el ciclista madrileño no ha perdido la forma y desde su cuenta de twitter ha dado buena nota de sus duras sesiones de cara a la Vuelta a España que comenzará en Pamplona la semana que viene.

Después del Eneco Tour, el ciclista de Pinto correrá la Clásica de San Sebastián la semana que viene a sólo cuatro días de la Vuelta a España donde él será el máximo favorito de cara a la victoria final en Madrid.

La etapa de ayer sirvió para ver que Alberto Contador no sigue siendo un ciclista querido. Como relatan los compañeros de Marca, el ciclista del Saxo Bank, con el 11 a la espalda, fue aplaudido en la presentación de los ciclistas y estuvo bien arropado por sus compañeros. Existió la duda sobre qué colores defendería Contador a su vuelta, se especuló con un posible fichaje por Movistar, pero juró lealtad al Saxo Bank por la ayuda ofrecida durante el proceso.



Se acabó la era de la Fundación Euskadi en el Euskaltel, se acabó Miguel Madariaga, llega la era del Basque Pro Team y de Igor González de Galdeano como jefe de todo en el equipo naranja.

Euskaltel presentó ayer el proyecto más ambicioso de su historia, que es una de las más longevas del mundo ciclista, que contará con casi 50 profesionales entre los cuales habrá 28-30 ciclistas.

El presupuesto del equipo naranja subirá hasta los 9 millones de euros por cada una de las tres temporadas que se aseguró ayer que seguiría en el calendario ciclista. Preguntados por la duración de tres años, el director de Euskaltel, Alberto García Erauzkin, respondió que se eligió esa duración porque como los planes de empresa siempre es mejor hacerlos a corto plazo. A pesar del nuevo acuerdo el maillot seguirá luciendo Euskaltel por un lado y Euskadi por otro. A pesar de que la Fundación ya no será el sustento del equipo, el apoyo que las tres diputaciones da al equipo hará que siga luciendo Euskadi en el maillot.

La duda en torno a quién defenderá los colores naranjas con un proyecto ambicioso era evidente y en ese sentido se anunciaron novedades. Euskaltel seguirá apostando por la cantera, una faceta en la que estará Miguel Madariaga y la Fundación Euskadi todavía, pero también apostarán por corredores de fuera de Euskadi porque: "Mantener un equipo en el UCI World Tour sólo con corredores vascos, es inviable" como explicó Galdeano en la Cadena SER Donostia ayer mismo.

Las especulaciones vienen de lejos apuntando al nombre de Carlos Barredo como posible incorporación del Euskaltel y ayer El Diario Vasco apuntó otro nombre más a la lista, el de Dani Navarro, ciclista del Saxo Bank y fiel escudero de Alberto Contador desde hace años. Los dos ciclistas asturianos interesarían en el marco de una operación que va más allá de lo puramente deportivo ya que se pretenden firmar acuerdos comerciales importantes en el Principado de Asturias.

Samuel Sánchez e Igor Antón serán los líderes del equipo en el primer año del nuevo Euskaltel Euskadi mientras no se cierran tampoco las puertas a ciclistas vascos que compiten en otros equipos profesionales. En esa lista aparece el primero en mente de todos el usurbildarra Haimar Zubeldia, sexto en el último Tour de Francia. Además de Haimar estarían en la lista Intxausti, Castroviejo, Gárate, Erviti, Zandio, David López.

Finalmente, hay que resaltar que además de Samuel e Igor, Gorka Izagirre, Peio Bilbao, Romain Sicard y Mikel Nieve tienen contrato en vigor de cara a la temporada 2013 y que se ha llegado a un principio de acuerdo con Ion Izagirre, ganador de una etapa en el Giro de Italia de este año y con Mikel Landa, ganador el año pasado de una etapa de la Vuelta a Burgos.

Podemos estar tranquilos los aficionados del equipo naranja, hay cuerda para rato y además ahora, con dinero, se puede ser ambicioso.



Cuatro seguidas. Cuatro.

Como él mismo dejó patente nada más cruzar la línea de meta de París, la de ayer es su cuarta victoria en la capital francesa y se hizo como siempre.

Su equipo, esta vez el Sky y antes el HTC, tiró de él y desde la última curva ya salió como una bala arcoiris hacia la victoria. En la imagen del principio parecía que se le hizo larga la llegada, que por una vez no había calculado bien la distancia pero nada más lejos de la realidad.

El campeón del mundo venció ayer por delante de Peter Sagan y Matthew Goss. 

De esta manera, el velocista de la Isla de Man se hizo con su tercera victoria en las llegadas masivas del Tour igualando las conseguidas por André Greipel y Peter Sagan que parecían haber conseguido al velocista más letal de la historia del Tour.

Con la de ayer ya son 23 victorias de Cavendish en el Tour, las mismas 23 que consiguió Lance Armstrong el siete veces ganador del Tour de Francia.

La etapa sirvió de homenaje para Wiggins, Froome, Nibali, Sagan, Voeckler y Van Garderen, los tres primeros de la general y los portadores de los otros maillots. Durante el corto recorrido, se fue con un cuarto de hora de retraso, lo habitual en la etapa de París en el Tour y en el primer paso por la línea de meta, se homenajeó a Jens Voigt y Chris Horner los más veteranos del pelotón que abandonarán el ciclismo al final de esta temporada. Algo que también puede pasar con Levi Leipheimer que no ha cumplido con las expectativas generadas al confirmarse su fichaje por el Omega Pharma. Ayer también dijo adiós Alexandre Vinokourov, otro de los grandes del ciclismo de la última década.

Después de la etapa de ayer ya se abre el abanico de fichajes en el mundo ciclista. No se sabe dónde acabará Froome, segundo ayer, puede que siga en Sky y corra la Vuelta para ganarla, se especula con la marcha de Nibali al Astana, de Kreuziger, Fugslang y Cancellara al Saxo Bank de Alberto Contador, etc.

El año que viene habrá crono por equipos en el Tour en su edición número cien y eso dispara las necesidades de Contador y su equipo por contratar especialistas contra el crono.




Se acabó para el BMC la era de Cadel Evans, empieza la de Tejay Van Garderen.

El ciclista americano se hizo con el maillot blanco de mejor joven gracias a una meritoria quinta posición en la clasificación general final del Tour.
Van Garderen llegó al Tour como un supuesto gregario de lujo para Cadel y su lucha por el maillot amarillo pero cuando el canguro falló, Tejay tiró para adelante e incluso le dobló en la contrarreloj final el pasado sábado.

Esa imagen permanecerá en la historia del Tour. Un ganador ganado, un vencedor vencido, un ciclista con el dorsal 1 en su espalda doblado por un compañero once años menor que él y que fue a Francia para ser su aliado.

Van Garderen no respondió a las expectativas generadas a su alrededor en el HTC High Road pero el cambio de aires le ha ido de maravilla a este descendiente de holandeses que cumplirá 24 años el próximo mes de agosto.

Como él mismo ha dicho costará mucho cambiarle el color al maillot que ha conseguido pero es una liberación que el año que viene pueda seguir luchando por el de mejor joven. 

El ciclista americano es uno de los últimos grandes corredores salidos de la inacabable cantera del Rabobank y se confirma como el mejor de los últimos descubrimientos por delante de Robert Gesink.

Con 24 años, Van Garderen sólo ha estado dos días fuera del top ten del Tour de Francia. Comenzó como cuarto clasificado gracias a un gran prólogo y acabó quinto tras tres semanas en las que ha demostrado que el Tour le va como anillo al dedo a pesar de su juventud. 
Mantuvo una abierta lucha con Thibaut Pinot, el ciclista más joven del Tour y también el más joven de la historia de la carrera en ganar una etapa. El ciclista del FDJ acabó a poco más de seis minutos de Van Garderen.

"Me alegra saber que aguanto carreras de tres semanas" dijo ayer al llegar a París.




Thomas Voeckler llegó al Tour de Francia sumergido en un mar de dudas debido a una temporada nada fácil en cuanto a las lesiones.

La primera semana no sirvió para devolverle a Voeckler, cuarto el pasado Tour, la confianza con la que acabó en París en 2011 ya que se vio afectado por una de las múltiples caídas de los primeros días y dijo adiós a la general.

El líder del Europcar que cumplió 33 años justo antes de empezar el Tour, se vio obligado a buscarse la gloria en el Tour de la manera en la que se ha ganado un nombre en el pelotón, es decir, en las escapadas.

Si bien es cierto que Voeckler no es de los ciclistas más queridos por el público, excluyendo obviamente al público francés que enloquece con él, los resultados están ahí y este año se ha hecho con dos etapas, la segunda de forma épica y un tercer puesto en otra etapa.

Se le metió entre ceja y ceja el maillot de mejor escalador y lo consiguió en una bonita disputa que mantuvo con Fredrik Kessiakoff. El ciclista galo, como él mismo dijo, tuvo que tirar de calculadora para saber si había podido con el sueco en la etapa de Peyragudes en la que, al saberse ganador, se dejó llevar en la ascensión al Peyresourde.

No fue el líder del Europcar en la clasificación general donde Pierre Rolland le ha tomado ya el relevo generacional y que fue octavo en París, detrás de Cadel Evans.

Voeckler no enamora a muchos pero es innegable su calidad. El año pasado una escapada le vistió de amarillo durante gran parte del Tour y demostró que puede optar por la clasificación general si quisiera pero él prefiere la gloria de un día a quedar sexto, séptimo u octavo.




Peter Sagan llegó al Tour como uno de los ciclistas más jóvenes de la ronda gala y se va con tres victorias, el maillot verde...y el Porsche de su patrón del Liquigas. El ciclista eslovaco nacido el 26 de enero de 1990 llegaba al Tour con el cartel de joven valor gracias a sus cinco victorias en el Tour de California y a su póker en la Vuelta a Suiza.

Además antes del Tour revalidó el campeonato de Eslovaquia en ruta para vencer con la bandera en el maillot.

Sagan empezó fuerte, ganó su primera etapa del Tour de Francia y desde entonces, no volvió a lucir la bandera de Eslovaquia en su maillot.

Nada menos que once veces, sí ¡¡11!! veces ha estado el ciclista eslovaco en el Top Ten del Tour. 

Cuando no llegaba al sprint se escapaba y cuando no se escapaba llegaba al sprint. De hecho dejó una de las imágenes más peculiares del Tour de Francia al ascender el último kilómetro de La Planche des Belles Filles haciendo un caballito con su bici...y sin manos. 
Su segunda victoria en el Tour llegó con un nuevo episodio de su espectacular show ya que llegó haciendo gestos con las manos.

No sabemos hasta dónde podrá llegar la bestia eslovaca, ni siquiera sabemos dónde correrá el año que viene ya que el Liquigas tiene complicado encontrar un patrocinador que mantenga su espectacular plantel.

Lo que sí sabemos es que con 22 años y un potencial espectacular, el futuro es de Sagan, en los sprints, en las clásicas...y puede que en todo lo que él mismo se proponga.




Bradley Wiggins se convirtió ayer en el primer ganador del Tour de la Gran Bretaña.

El ciclista inglés del Team Sky llegó de amarillo a los Campos Elíseos donde ganó, gracias en parte al buen trabajo de Wiggo, su compañero Mark Cavendish. El sprinter de la Isla de Man se impuso, no sin problemas, por cuarto año consecutivo en la línea de meta más mítica del panorama ciclista internacional.

Antes todo habían sido reconocimiento para Bradley ¨Marc Wiggins nacido en Gante en 1980. El todoterreno que alcanzó la gloria como pistard y ahora como ciclista de carretera, algo poco habitual.

Muchos defenderán la idea de que si Froome hubiera corrido suelto y no coartado por la táctica del Sky le habría ganado en la general pero Wiggins es un justo vencedor. Tenía el enemigo en casa pero ese enemigo quedó a más de tres minutos del líder por la caída de la primera semana y por la insultante superioridad de Wiggins contra el crono.

Bradley Wiggins no responde al prototipo de ciclista abierto ni extrovertido, es todo lo contrario. Su vida no fue fácil ya que sus padres se separaron. El padre de Brad fue ciclista y su madre no aceptó de buen grado que su hijo se dedicara también al mundo de la bicicleta.

Tras conseguir grandes resultados en Atenas, fue en Pekín donde acabó de despuntar como pistard consiguiendo cuatro otros en la pista. A la vuelta de unas exitosos Juegos Olímpicos, el británico vivió la parte cruel al no recibir ningún reconocimiento por sus éxitos y cayó en los brazos del alcohol.

Bradley Wiggins volvió desde lo más bajo de su vida personal para llegar a lo más alto. Dicen que en cuatro años ha cambiado su cuerpo, que ha perdido entre 12 y 15 kilos aunque es un dato que nadie del Sky ha querido revelar. Nadie conoce tampoco hasta dónde llega su potencia en la montaña pero si alguien hemos visto subir sin rozar el límite ese ha sido Wiggins. Se quedó en un ataque de Froome pero ni mucho menos mostró su límite, se reguló perfectamente, algo que hacen como nadie los especialistas contra el crono.

Wiggins entra por la puerta grande en la historia del Tour. Estuvo a punto de entrar en el podio en 2008 cuando corría con Garmin y nadie daba un duro por él pero un tal Lance Armstrong le arrebató el tercer cajón de París. El año pasado se fue al suelo y no pudo acabar la grande boucle pero este año nadie ha podido con él. Su próximo objetivo está en casa, en los JJOO de Londres donde quiere conseguir otra medalla, esta vez en carretera.

Larga vida a esas patillas Wiggo, muy larga.




Bradley Wiggins será hoy el primer ganador británico del Tour de Francia.

El ciclista del Sky lo hará además con su compañero Froome en el segundo cajón del podio, un éxito total del equipo de Dave Brailsford. En el tercer cajón aparece el italiano Vincenzo Nibali que se estrena, igual que Wiggo y Froome, en los puestos de honor del Tour de Francia.

Bradley Wiggins generó dudas en las etapas pirenaicas y alpinas pero las disipó ayer al completar los 53 kilómetros contra el crono a una media de 50 kilómetros por hora, un km/h más que Froome, que fue segundo en la etapa de ayer.

Luis León Sánchez, campeón español de la especialidad, fue tercero y durante mucho tiempo el vencedor virtual de la crono. Fue una gran prueba de cara a la CRI de los Juegos de Londres para el murciano que demostró que ha acabado el Tour en un gran estado de forma.

La contrarreloj de ayer sirvió para cerrar el círculo del BMC Procycling. Tejay Van Garderen, quinto clasificado en el Tour de Francia dobló a su jefe de filas Cadel Evans, que volvió a evidenciar que no vive sus mejores días como ciclista. 
El ganador del Tour de 2011 empezó a aflojar en las etapas de los Pirineos y ayer demostró no encontrarse en forma ya que además de ser doblado por Van Garderen cedió su puesto en la general a Haimar Zubeldia que acabará sexto y será el primer español en la general. 

Al ciclista guipuzcoano del Radioshack la carretera le convirtió en el líder indiscutible del equipo ganador de la clasificación por equipos. En Peyragudes perdió el puesto con respecto al propio Evans y a Van Garderen. Sin contar con la ayuda de sus compañeros le resultó complicado aguantar el elevado ritmo de los Sky en la última ascensión pirenaica del Tour. Monfort tiró de él hasta la meta mientras Horner y Klöden se desentendían de su líder. Ayer pasó a Evans y será sexto, top ten por cuarta vez, sin hacer ruido, como siempre.

Hoy en los Campos Elíseos sonará el 'God save the queen' pero todos pensaremos ¡God save the King! Ese king es Bradley Wiggins, un pistard que pasó al profesionalismo en Francia, que aprendió el francés viendo series juveniles en la televisión y que dio un paso adelante al enfundarse el maillot del Garmin. Fue cuarto con el equipo americano y se convirtió en el estandarte del Sky nada más confeccionarse el equipo británico.

Después de aquel año y ante las dudas de siempre sobre el dopaje, Brad Wiggins dijo que no tendría problemas en publicar su pasaporte biológico, algo que ha repetido en muchas ocasiones.

Se puede pensar en otro ciclismo, un ciclismo limpio es posible y como muestra de ello que Hesjedal y Wiggins se han llevado el Giro y el Tour. El Garmin del canadiense se fundó con la idea de luchar por un ciclismo limpio, implantó un sistema anti dopaje inexistente hasta entonces y poco después, con las mismas ideas, surgió el Sky de la mano de Dave Brailsford. Un ejemplo es que David Millar no pudo correr en el Sky a pesar de su buena relación con Brailsford por haber dado positivo en 2004.




¡Saltó el bombazo en el Tour! Frank Schleck no seguirá compitiendo por dar positivo por un diurético. 
La UCI no tiene estipulada ninguna sanción por ingerir este medicamento pero su equipo el Radioshack Nissan Trek no ha tardado en excluirle del equipo que acabará el Tour en París.

El mayor de los hermanos Schleck, fue tercero el año pasado detrás de su hermano Andy y de Cadel Evans y este año, debido a una desafortunada caída, rodaba en duodécimo puesto a 9 minutos y 45 segundos del líder Bradley Wiggins. En la última ascensión importante en la Toussuire, el ciclista luxemburgués del Radioshack fue el último en ceder ante el empuje de Froome y Wiggins.

Tras la caída de la primera semana, el mayor de los hermanos Schleck pasó a ser un gregario de lujo para Haimar Zubeldia a quien la carretera ha situado en el puesto de líder indiscutible del Shack, más aún tras esta baja.

Con la confirmada baja de su hermano, se generaron dudas sobre cómo respondería Frank cuya manera de correr el año pasado dependió mucho de la de su hermano pequeño. No ha podido responder a las expectativas generadas en parte debido a una caída que cambia su manera de correr.

A pesar de no continuar en el Tour no parece, por ahora, que Frank, de 32 años, vaya a ser sancionado aunque tampoco pretendía la UCI sancionar a Contador por su intoxicación por el clembuterol y al final al madrileño se le han quitado un Tour y un Giro.

Frank se hizo mayor en el Tour al vencer de manera magistral en L'Alpe D'Huez en el año 2006 y el año pasado fue tercero en París al mantener su puesto en el cajón en la última crono.

Siempre hay que mantener la presunción de inocencia y más en un caso como este ya que el positivo se produce por una sustancia que no acarrea suspensión pero conocer el positivo de Frank Schleck hace llorar al ciclismo, un deporte frágil desde hace años. El de Schleck es el segundo caso de dopaje relacionado con este Tour tras la exclusión de Remy Di Gregorio por parte de su equipo, el Cofidis.

Hace poco loaba la actitud de Millar, que corre para limpiar un ciclismo que él mismo manchó y hoy toca todo lo contrario.





It's Millar Time era el grito de guerra de los aficionados de la promesa británica del Cofidis a comienzos del siglo XXI, ayer volvió a ser Millar Time en la duodécima etapa del Tour de Francia 2012.

David Millar (Malta, 1977) consiguió ayer su cuarta victoria en el Tour de Francia nueve años después de conseguir la tercera...y en condiciones totalmente diferentes. Como él mismo recordó, no tiene nada que ver, antes hacía trampas, ahora está limpio, lo que da un plus a su victoria de ayer.

En una entrevista en el diario Marca, David Millar afirmaba que iba al Tour para trabajar para sus jefes de fila, Hesjedal y Danielson y que quería tener un día para intentar ganar. Sus dos líderes se fueron al suelo en la primera semana por lo que Dave era libre para intentar ganar su etapa y ayer lo consiguió. Era el día idóneo para que llegara una escapada y el quinteto escapado era de nivel. Además del propio Millar, estaban Peraud, décimo en el pasado Tour, Kiserlovski, Egoi y Gautier.

El ciclista escocés fue uno de los mejores ciclistas de comienzo de la década pasada hasta que en el año 2004 todo su mundo se vino abajo con el caso Cofidis. De aquella experiencia, Millar ha escrito un libro, Racing through the Dark o Pedaleando en la oscuridad, un libro que recomiendo a todo aquel que se siente delante del sofá a ver el Tour verano sí y verano también.

Por una de esas razones que nunca nadie se puede explicar, Millar es uno de mis ciclistas preferidos. Tengo debilidad por el ciclista del Garmin desde que era una promesa en el Cofidis y su positivo y posterior sanción dolieron mucho pero su vuelta en el Saunier Duval devolvió la ilusión y además ahora corre como abanderado contra el dopaje. Verdaderamente lo es.

Leyendo Pedaleando en la oscuridad, he visto cómo pudo Millar llegar a doparse, cómo pudo necesitar la EPO y ahora sé porque lo hizo y también sé que cuando le cogieron en un restaurante de Biarritz en 2004, él estaba limpio ya.

Ayer ganó Millar y volvió a ser Millar Time, igual que hace más de diez años cuando ganó una prólogo a la que casi no estaba invitado y todas esas carreras que todos recordamos, incluso el Campeonato del Mundo de Ciclismo que le arrebataron más adelante.

David Millar es un ejemplo de deportista limpio. Muchos le achacarán que no lo fue y es cierto, no se puede negar, él lo ha admitido y eso le honra. Dio la cara y ha vuelto para que los jóvenes ciclistas no tengan que caer en las garras de ese ciclismo despiadado que le hizo caer a él. Sabe mejor que nadie de lo que habla y parece que por fin, gracias a gente como él, el ciclismo está cambiando, ya no es lo que era en los noventa con otros ciclistas que todos recordamos, ahora parece improbable que se dé un caso Festina o un caso Cofidis.

Ayer fue un día para celebrar que Millar sigue ahí. Enhorabuena David, it's Millar time


Hubo un tiempo en que Bradley Wiggins era un contrarrelojista de nivel medio - alto en el Tour de Francia y no podía pasar la montaña. Desde hace tres años, cuando corrió con el Garmin - Chipotle, Wggins demostró que podía pasar la montaña perfectamente y que había mejorado contra el crono.

En 2012 está demostrando esa mejoría. Después de pasar la montaña con gran facilidad ayudado por Chris Froome, ayer voló hacia el maillot jaune del Tour de Francia en Paris con una crono en la que sacó casi un minuto a 'Espartáco' Cancellara que fue tercero, también por detrás de Froome.

El Sky volvió a ser el Sky Postal de los Armstrong, Landis, Heras...e hizo doblete en la crono con Wiggins y Froome en primera y segunda posición para afianzarse el primero en el liderato y el segundo llegando al tercer cajón del podio.

Cadel Evans no pudo aguantar el ritmo infernal de Wiggins y el fantasma del Dauphiné cuando el británico casi le dobla asomaba en el primer punto intermedio cuando le aventajaba en un minuto ya. El vigente campeón del Tour de Francia tendrá que esperar a la tercera semana, una semana que le viene mejor a él que a un Wiggins que está en plena forma desde principios de junio. 

Entre los cinco primeros de la etapa, sólo faltó Boasson Hagen respecto a los cinco primeros de la etapa prólogo por Lieja. Cancellara, Wiggins, Evans y Van Garderen repiten en el top cinco de las pruebas contra el crono.

De los españoles sólo Haimar Zubeldia estuvo a la altura de los mejores y prácticamente clavó el tiempo que Nibali y Menchov, los dos que estaban por delante suyo en la clasificación. El de usurbil admitió después de la etapa que a partir de ahora se centraría en la clasificación general. Tras una semana de Tour, Haimar se ha erigido en el líder del Radioshack por delante de Klöden, Horner y Schleck que han fallado más que el ex del Euskaltel. Monfort y Gallopin están siendo, junto con Haimar, los que le sacan las castañas del fuego al conjunto americano.

Tras esta etapa, Wiggins es más líder, mucho más líder y habrá que ver qué hace Evans ya que no le vale correr a la defensiva y controlándolo todo como el año pasado. Este año el rival es más fuerte que nunca y es que Bradley Wiggins tiene medio Tour en el bolsillo.

Visto el espectacular rendimiento de los contrarrelojistas ayer, se echa más de menos la presencia de Contador y Schleck que serían los que moverían el pelotón atacando cuesta arriba.




Se acabó. El sueño francés de Samuel Sánchez se tornó en pesadilla en la octava etapa del Tour de 2012.

El campeón olímpico de ciclismo en ruta se fue al suelo quedando casi cien kilómetros para la meta en una etapa que le iba como anillo al dedo. Todo indica a un frenazo de Jorge Azanza para no atropellar a un aficionado que hizo que Samuel frenara bruscamente y se fuera al suelo. Debido al frenazo del propio Samuel, Valverde se le cayó encima y el quinto clasificado del pasado Tour ya no pudo levantarse solo.

Samuel se une a una lista de bajas naranjas en las que ya estaba Amets Txurruka y Mikel Astarloza y a la que hoy también se ha sumado Gorka Verdugo. El ciclista de Euskaltel siempre ha hablado de que para ganar el Tour hace falta algo más que una buena preparación, que hace falta suerte y días como hoy vienen a reafirmar sus palabras. 

El año pasado se vio cortado en la primera etapa y cedió un minuto y medio que fue decisivo en su manera de correr durante todo el Tour. Sin embargo, ganó en Luz Ardiden y además fue segundo en Plateau de Beille y en Alpe D'Huez, este año se marcha con más pena que gloria tras no encontrarse ayer y caerse hoy.

Las lágrimas de Samuel están más que justificadas ya que el dolor que sufría era doble al estar los Juegos Olímpicos a poco de disputarse. El todoterreno asturiano alcanzó la fama mundial en Pekín y puede que no esté en Londres para intentar revalidar la medalla de oro. 

Hace poco más de un mes, Samuel también fue noticia por una caída, en el Dauphiné, que muchos pensaron le dejarían sin Tour. Las imágenes que llegaron de un Samuel retorcido por el dolor, llegando a veinte minutos del ganador de la etapa y necesitando ayuda para entrar en el autobús del equipo no eran nada halagüeñas pero Samu es diferente y al final pudo tomar parte en la salida de Lieja. El prólogo no le salió bien pero mientras otros se iban cayendo, sus propios compañeros probaron el asfalto antes que él, parecía que Samuel estaba teniendo esa suerte que pidió el año pasado y que éste tampoco le ha llegado.

Volverá en 2013 con 34 para 35 años y está claro que el Tour el año que viene le seguirá debiendo una, una bien grande después de lo visto hoy. El Tour le ha dado todo, pero también se lo ha quitado. El año pasado pudo perder el podio el primer día, este año pierde todo, absolutamente todo, por una caída evitable y en 2003 se fue a casa al llegar fuera de control en Alpe D'Huez...el día que ganó Iban Mayo. De hecho el coloso alpino es el que más le debe. Después de ese fuera de control se juró que volvería y volvió...para ser segundo en la mítica cima dos veces. Dos segundos, dos tiros al palo, ya le toca marcar.

El año que viene volverá con más ganas que nunca y con Alberto Contador de aliado, igual que el año pasado, dispuesto a hacer verdaderas escabechinas en el pelotón, cuesta arriba y cuesta abajo, que para eso es un maestro bajando como un kamikaze. 

Ánimo Samuel, eutsi Samu, zurekin gaude, beti egon gara eta beti egongo gara.




Los dos ciclistas más jóvenes del Tour como son Peter Sagan y Thibaut Pinot ya han alzado los brazos en las llegadas de la Grande Boucle. No sólo han ganado, han maravillado.

El ciclista galo de la escuadra francesa Francaise des Jeux - Big Mat no iba a ser de la partida en Lieja pero las lesiones de sus compañeros hicieron que Madiot se la jugara con su benjamín...y le salió premio.

La etapa comenzó con una velocidad endiablada y a los pocos kilómetros Gorka Verdugo ya cedió terreno respecto al grupo debido a la lesión de su pierna como resultado de una dura caída sufrida en esta primera semana del Tour.

Por delante, un grupo de doce ciclistas donde aparecían Millar, Voigt, Urtasun o Chavanel tomaba ventaja con el Astana tirando desesperadamente por detrás. El equipo kazajo echó abajo la escapada y consiguió que Fredrik Kessiakoff se convirtiera en el principal protagonista de la etapa, líder en solitario por delante de la dupla gala que formaban Pinot y Gallopin.

En lo negativo mucho que contar, demasiado. Samuel Sánchez, principal baza española al podium de París había salvado bien la primera semana pero hoy no pudo evitar besar el suelo. Un frenazo de su compañero Azanza hizo que el campeón olímpico frenara...y se fuera al suelo. Alejandro Valverde se le cayó encima aunque el murciano pudo continuar en la carrera.

El ciclista ovetense se marcha del Tour con un mal sabor de boca doble, además de retirarse de la prueba que con más mimo prepara, puede causar baja en los Juegos Olímpicos si bien su diagnóstico médico es menos grave de lo que parecía. No tiene rota la clavícula aunque puede tener fisurada la muñeca. 

Por delante, la etapa sirvió para demostrar que el Sky está lejos de ser el Sky Postal que ayer pareció ser. Wiggins no demostró fortaleza cuesta abajo si bien hacia arriba se defendió bien, con la ayuda de Chris Froome.

Fredrik Kessiakoff parecía tocar la gloria con los dedos cuando Pinot dejó atrás a Gallopin en la última ascensión de la jornada y poco a poco le recortó los treinta segundos que el sueco le llevaba para regalarle otros veinte en la cima. El joven ciclista del FDJ dio una lección magistral de ciclismo yendo poco a poco, sin cebarse.

Por detrás, Jurgen Van den Broeck inició las hostilidades en un grupo en el que rápidamente se quedaron sólo los mejores. Wiggins, Evans, Nibali, Zubeldia, Menchov...sólo faltó Taaramae. El estonio del Cofidis no pudo aguantar el ritmo después de demostrar unas piernas envidiables en la etapa de ayer. Esta vez sí, Frank Schleck estuvo desde el principio en el grupo, algo que no pudo hacer Andreäs Klöden que ha podido vivir su última etapa como líder del Radioshack.

Cuesta abajo nada cambió. El grupo de favoritos cazó a Kessiakoff y se quedó a un par de kilómetros de hacer lo propio con un Pinot que escribió la página más dorada de su corta historia ciclista hoy. Con sólo 22 años, el público galo ya tiene un nuevo candidato para ganar el Tour y a partir de hoy, tendrá que vivir con esa presión que ya sufrieron los Chavanel, Voeckler, Casar o incluso Di Gregório.




Chris Froome vivió ayer el día de la marmota en el Tour de Francia. Como hiciera el año pasado en la Vuelta, trabajó a destajo para su líder, Bradley Wiggins y acabó ganando una etapa de esas que hacen afición.
Sólo seis kilómetros de subida fueron necesarios para que Evans, Froome y Wiggins llegaran solos a la meta pro delante de Nibali y de Rein Taaramae, la grata sorpresa de ayer.

Van den Broeck y Valverde tuvieron problemas antes de iniciarse la ascensión con dos pinchazos en la parte baja de la última ascensión ya dentro de los últimos diez kilómetros. El belga del Lotto Belisol se pegó un calentón espectacular para intentar entrar en el grupo y acabo pagando el esfuerzo en la meta al llegar con el maillot amarillo, con el contrarrelojista Fabian Cancellara, a dos minutos de los Sky y Evans.

Valverde pinchó y llegó a la meta afirmando que el Tour no era su carrera, que daba igual que llegara en forma, que siempre le pasaba algo y parte de razón tenía. Siempre le pasa algo. Antes de ayer se fue al suelo y ayer pinchó, demasiada mala suerte para un ciclista que llega con la ambición por el cielo tras tres años sin Tour.

En la última subida, el ritmo machacón de Richie Porte fue eliminando corredores. Primero Schleck, Klöden y Horner demostraron que el Radioshack vuelve a fracasar en el momento clave. Mucho gallo y poco rendimiento...un año más.

Samuel Sánchez, el ovetense de Euskaltel fue el siguiente en quedarse aunque fue a su ritmo, sin cebarse, para minimizar la pérdida que fue de 1.31 en meta, llegando por detrás de Schleck que fue de menos a más, corriendo con mucha cabeza. Menchov, Rolland, Brajkovic y Monfort llegaron casi de la mano a meta y el mejor español volvió a ser el veterano Haimar Zubeldia, el verdadero líder del Radioshack Nissan Trek por mucho que diga que sigue siendo Klöden el líder.

En la llegada, Evans lanzó el sprint desde lejos y Wiggins le cogió la rueda con una facilidad insultante. Estando a rueda y sabiendo que no perdería tiempo, brindó la victoria a un Froome que recordó al mejor Roberto Heras en la época de Armstrong y es que el Sky ayer, fue el Sky Postal.




Peter Sagan lo volvió a hacer. No contento con vencer en su primera etapa llana en el Tour, se hizo también con la tercera con una superioridad insultante sobre Boasson Hagen, Velits, Cancellara o Albasini.

El ciclista eslovaco del Liquigas se impuso en la meta situada en Boulougne - sur- Mer, una llegada que le iba como anillo al dedo ya que los últimos setecientos metros picaban hacia arriba al 7,4% de desnivel.

Poco antes de la meta, en una rotonda situada a dos kilómetros de la meta y donde empezaba la parte dura de la llegada, Alejandro Valverde vio esfumarse sus opciones de victoria al entrar pasado en una rotonda...en la que previamente Chavanel, que iba escapado, también había tenido el mismo problema.

No fue una llegada sencilla ya que al desnivel comentado se le unieron los nervios de alguno que depararon en una caída que afectó a una decena de corredores y cortó a la mayoría del pelotón. Realmente no fue una etapa sencilla ya que hubo varias caídas, como la que sufrió José Joaquín Rojas y que le obligó a retirarse o las que enterraron las opciones de Voeckler y Cobo de hacer algo en la general del Tour de Francia.
El ciclista murciano de Movistar se rompió la clavícula y dijo adiós al Tour y también a los Juegos Olímpicos de Londres 2012. 

De los nuestros, además del citado percance de Rojas, también hay que destacar el problema sufrido por Samuel Sánchez en el tramo final de la etapa. El campeón olímpico en ruta sufrió un problema mecánico y pasó un momento de nervios al no poder llegar su coche a ayudarle.

Philippe Gilbert también tuvo problemas con las zapatillas o las plantillas de las mismas y se olvidó de una etapa en la que partía con posibilidades ya que era una etapa que se ajustaba a sus características.

Fue una etapa accidentada que acabó con el nuevo caníbal, Peter Sagan, dando una lección espectacular de velocidad y potencia, sobre todo potencia. En la última curva situada en los últimos cuatrocientos metros pasó por la izquierda a todos en una muestra de potencia sin precedentes.

Boasson Hagen, que es un ciclista de parecidas características fue segundo pero lejos de un corredor que entró como Pedro por su casa y se permitió una peculiar celebración. Se afianzó, además, en su liderato del maillot verde de la regularidad.




Mark Cavendish se hizo con el primer sprint, pegó el primero y cerró la boca a mucha gente con la victoria de ayer.

El ciclista de la Isla de Man siempre ha sido atacado por dos factores. Por un lado está la ayuda que ha recibido en más de una ocasión para llegar dentro de tiempo en las duras etapas de montaña que no se ajustan a su perfil. 
Las críticas puramente deportivas se centraban en que sus victorias en las llegadas solían estar dirigidas por sus compañeros que limitaban su labor a sprintar doscientos metros. Su tiranía se explicaba por el inmenso trabajo de sus lanzadores del HTC como Mark Renshaw que hace dos años le lanzó tan bien en los Campos Elíseos que fue segundo en la propia llegada.

Ayer parecía que no iba a poder llegar a ganar. No parecía bien colocado a pocos kilómetros de la meta pero demostró que a falta de equipo sabe a quien tiene que seguir. Ya que el Sky ha apostado fuerte por la general con Wiggins, Cavendish se encuentra más solo en su guerra particular y ayer decidió seguir la rueda de Freire primero y de su enemigo íntimo Greipel después. El ciclista cántabro de Katusha siempre ha destacado por buscarse las habichuelas sin la ayuda de nadie y Cavendish vio claro que había que seguir su rueda.

Después 'sólo' tuvo que ser el más rápido, algo que no le resulta complicado al hombre más rápido del mundo sobre una bicicleta. El arcoiris luce más que nunca en días como el de ayer. 

Lo bueno para el resto de llegadores, es que ya sólo le quedan cuatro victorias para cumplir con su media de victorias en la Grande Boucle que está en cinco. Por otro lado cabe destacar el nivel que hay este año en las llegadas. 

Cavendish es claramente el mejor, Greipel es otro sprinter puro al igual que Matthew Goss pero no queda ahí el abanico. 
Sagan o Boasson responden al perfil de todoterreno ya que pueden ganar en las llegadas masivas y en auténticas paredes de un par de kilómetros. Más que mero sprinter pero tampoco un todoterreno sería José Joaquín Rojas o Mark Renshaw. Un escalón por debajo quedaría Tyler Farrar y además este año está Marcel Kittel, uno de los sprinters del futuro. Por si fuera poco, falta John Degenkolb del Argos Shimano.





Llegaba generando muchas expectativas y a la primera que ha tenido no ha fallado, como hacen los grandes. Las victorias en el Tour son caras de conseguir y Peter Sagan, un eslovaco de apenas de 22 años, ha conseguido su primera victoria en su segunda etapa. Ayer también partía como uno de los favoritos de cara al prólogo pero no consiguió el golpe de pedal necesario. 

El eslovaco del Liquigas - Cannondale se aprovechó del buen trabajo del líder Cancellara en la llegada de esta primera etapa en línea y se impuso al propio ciclisto suizo y a Boasson Hagen en un sprint al que al final también llegaron los hombres más importantes del pelotón internacional. 

La llegada se antojaba perfecta para él y para otros como Alejandro Valverde o el vigente campeón Cadel Evans que ya ganó el año pasado en una llegada parecida por delante de Alberto Contador. La exigente llegada a Seraing no era la típica primera llegada del Tour de Francia ya que las duras rampas eliminaron a Mark Cavendish desde antes de la salida. Tampoco pudo completar una buena etapa el cántabro Óscar Freire al que se le hizo demasiado dura la llegada.

La etapa transcurrió tranquila con la clásica escapada que no va a ningún lado en la que la representación española recaía sobre el ciclista de Euskaltel Euskadi Pablo Urtasun que luchó por el primer maillot de la montaña en vano. 

Atrapados los escapados, la rampa final decidió la llegada y en esa rampa final tomó el papel de guía Espartáco Cancellara.  El primero en atacar fue el francés Sylvain Chavanel envalentonado tras su gran resultado en el prólogo de ayer por las calles de Lieja. Su ataque fue rápidamente respondido por el grupo de los favoritos donde Philippe Gilbert parecía el más fuerte corriendo cómodo por una pared. 

El líder del Tour comenzó con su particular marcheta a romper el grupo de los elegidos y se pensaría campeón hasta que vio el incómodo compañero de viaje que llevaba pegado: el joven Peter Sagan. Además, pocos metros por detrás aparecía otra bestia de la naturaleza, otro ciclista como Sagan que destaca por su potencia como es Edvald Boasson Hagen que además podía colocarse de líder si dejaba atrás a Cancellara.

Los inútiles intentos de Cancellara por lograr la colaboración de Sagan no le hicieron parar en su cometido y trató de dejar atrás al eslovaco manteniendo un ritmo duro constante, sin cambios de ritmo ni ataques, faceta en la que el eslovaco tenía todas las de ganar. 

Ya con la compañía de Boasson Hagen el trío de cabeza completó el último kilómetro con los favoritos pisándoles los talones. Tuvieron el tiempo justo para jugarse la victoria entre los tres y ahí ganó el más fuerte que fue Sagan. Segundo fue Cancellara por delante de un extenuado Hagen que pagó el sobreesfuerzo que tuvo que hacer para llegar al dúo de cabeza por su mala colocación en la subida.

Philippe Gilbert, Bauke Mollema y Alejandro Valverde fueron los primeros del grupo de los mejores llegando con el mismo tiempo que los primeros. El numeroso grupo, que formaban 40 corredores apenas contó con bajas destacables aunque sí hay que constar la de Levi Leipheimer que no parece estar preparado para la batalla. Tampoco su compañero Peter Velits, del Omega Pharma Quick Step que cedió tiempo. Alexandre Vinokourov demostró que está en el Tour para ganar una etapa y que no perderá nada de fuerza en etapas que no le van bien, como la de ayer con un final demasiado duro para el kazajo. 

La clasificación general no sufrió variaciones significativas por lo que Cancellara continúa de líder con siete segundos sobre Wiggins y Chavanel . 


Cuando muchos creían que no era el de antes, cuando Wiggins o Martin se atrevieron a discutirle la hegemonía en las pruebas contra el crono, cuando el Tour volvía a salir de Lieja...Espartáco la volvió a liar.

El mejor contrarrelojista de lo que va de siglo XXI volvió a hacerse ayer con un prólogo del Tour, el quinto de su carrera, sacando siete segundos a Bradley Wiggins y a Sylvain Chavanel...en sólo seis kilómetros. 

El ciclista helvético del potente Radioshack - Trek se adjudicó su octava victoria parcial volando sobre un circuito de 6,4 kilómetros por las calles de Lieja...una ciudad en la que ya había sacado la moto a pasear hace años en el Tour. De hecho con la victoria de ayer, Cancellara vuelve a sonreír después de una temporada muy dura en la que una caída trastocó todos sus planes ya que pudo dejarle sin la Grande Boucle. Se fue al suelo en el Tour de Flandes y tuvo que estar varias semanas sin competir hasta el Tour de Baviera.

Espartáco no se ha ido y con la confianza que cogió ayer los más beneficiados van a ser Klöden y Frank Schleck que van a ser llevados en volandas hasta el pie de los míticos puertos del Tour por parte de Fabian Cancellara, la locomotora suiza.

En cuanto a los favoritos, Wiggins marcó el mejor tiempo a sólo siete segundo de Cancellara. Menchov fue el siguiente cediendo sólo seis segundos con el británico del Sky, el vigente campeón Cadel Evans cedió diez, once Nibali y Hesjedal, ganador del Giro de 2012, y doce segundos cedió el veterano del Radioshack Andreäs Klöden.

Para encontrar a los españoles hay que bajar mucho, Alejandro Valverde cedió 35 segundos respecto a Cancellara, 28 con Wiggins y Samuel Sánchez perdió 40 con el suizo y 33 con el británico del Sky. Haimar Zubeldia fue el mejor de los españoles que aspiran al top ten al quedarse a 24 segundos de Cancellara.

Por último, cabe destacar que Tony Martin, campeón del Mundo de la especialidad, se fue al suelo en el recorrido, algo que también le pasó a Gorka Verdugo que acabó la etapa pero es duda de cara a la salida de la primera etapa en línea.







Alejandro Valverde, como todos o casi todos, preveíamos, correrá el año 2012 en el equipo Movistar Team.
El ciclista murciano, sancionado desde enero de 2010, ha sufrido una nueva cacicada por parte de Pat McQuaid, presidente de la Unión Ciclista Internacional (UCI).

La asociación de federaciones nacionales de ciclismo prohíbe al ciclista de Las Lumbreras, ser presentado hasta el mes de enero, cuando ya puede correr, con sus nuevos colores.

Después de una brillante primera temporada, en la que se sobrepuso a la trágica muerte de Xavi Tondo, la estructura de Eusebio Unzue quería presentar al murciano, ganador de La Vuelta a España 2009, con sus nuevos colores, los azules del Movistar Team, en el mes de diciembre pero McQuaid, que no paró hasta sancionar injustamente al murciano lo ha prohibido.

Parecía que con una sanción injusta, basada en suposiciones e indicios el daño ya estaba hecho, pero ahora que iba a volver a ser noticia por ser ciclista, uno de los cinco mejores cuando le apartaron de la carretera, quieren seguir dañando su imagen.

Habrá mucha gente que no creerá en las victorias del español en 2012, porque esas victorias llegarán, no se puede dudar ni se duda de ello. Pase que los puntos que consiga el año que viene no valgan para su equipo el año de cara al UCI World Tour de la temporada siguiente, pero que dejen ya de hacer daño.

Alejandro Valverde fue desposeído de varias victorias, vio su nombre manchado por indicios, no han existido, ni probablemente nunca existirán, pruebas contra el ex ciclista del Kelme y Caisse D'Epargne, y el año que viene volverá a ganar como siempre lo ha hecho, pero su nombre nunca podrá estar del todo limpio y mucha gente asociará su nombre, siempre, a la Operación Puerto, operación en la que cayeron muchos ciclistas, pero donde no se encontraron pruebas contra el ciclista murciano. El indicio con el que se le bajó de la bici fue la bolsa de sangre con el nombre 'Valv.Piti'. Una sangre cotejada con la del murciano y que no se pudo demostrar que fuera la misma.

Primero fue inhabilitado de correr en Italia, lo que imposibilitó que corriera el Tour de 2009 por tener varios kilómetros en territorio transalpino, después llego la cacicada de McQuaid de no dejarle correr en todo el Mundo.
La UCI fue de la mano con el CONI y apartó de la carretera en su mejor momento a uno de los mejores ciclistas del Mundo.

El 11 de mayo de 2009 fue suspendido por el comité italiano, durante el año 2010, se le suspendió para todo el mundo. La sanción fue válida desde enero de 2010 a pesar de disputar media temporada del mismo año. Se le desposeyeron las victorias generales en el Tour de Romadia y en el Tour del Mediterráneo además de victorias parciales en la Vuelta al País Vasco - Euskal Herriko Txirrindulari Itzulia, etapas 1ª y 2ª y una etapa del Tour de Romandia.

No se le quitó su victoria más importante, la Vuelta a España de 2009.

Volverá a correr el 15 de enero en Australia, en el Tour Down Under y seguro que en esa misma prueba llega ya su primera victoria, la clase no se pierde. Que le dejen limpiar su nombre, es un grande y siempre lo será.


Estuvo a punto de colgar la bicicleta, de tirarlo todo, de abandonar...y ayer puso la Vuelta patas arriba.

Juan José Cobo, ciclista cántabro del Geox a quien la inmensa mayoría le conoció cuando se hizo con la Vuelta Ciclista al País Vasco recordó ayer a ese ciclista espectacular que tenía el Saunier Duval.

'El Bisonte' que es como se le conoce, lanzó un duro ataque a más de seis kilómetros de la meta del coloso Angliru. Por delante iba Igor Anton, por detrás, el líder Bradley Wiggins que le cedió 'La Roja' al cántabro.

Sencillamente voló, su cadencia de pedaleo resultaba brillante y, como se suele decir, parecía que iba sin cadena. Poco a poco fue abriendo hueco hasta meter casi un minuto en la línea de meta al líder Bradley Wiggins.

Las paredes con pendientes del 22% parecían durísimas para un Wiggins que contó con la inmensa ayuda de Chris Froome, hasta ayer segundo en la general a siete segundos. El británico de Sky le dio vía libre a su gregario para que tirara para adelante con Wouter Poels, la sorpresa de ayer, y con Denis Menchov que demostró que también puede ser un buen 'gregario' ya que le luchó la llegada a Froome por las bonificaciones.

Wiggins cedió más de un minuto, pero no fue el peor parado. Purito Rodríguez llegó 14 segundos después del de Sky junto a Bauke Mollema. Van den Broeck cedió 2:17, Nibali 2:37 y Fugslang 2:43, igual que Dani Moreno.

Igor Anton fue sexto y llegó con Wiggins aunque ya, desde hace tiempo, no cuenta para la general.

En la cima asturiana el último en ganar había sido un tal Alberto Contador. Ayer Cobo, tras dos años malos, escribió su nombre en una de las cimas más míticas del ciclismo español. 

Tuvo que ser Josean Fernández, 'Matxin' quien le devolviera al ciclismo. Después de los escándalos del Tour con Ricco, del abandono de Saunier Duval a la estructura de Matxin, se lo merece. 






La serpiente multicolor que forma el pelotón internacional ha pasado en seis días del arco del triunfo al Boulevard donostiarra, de París a Donostia, de coronar a Evans con quien no todos contaban a coronar, en otro grado, a Philippe Gilbert, el mejor corredor de  este 2011 sin duda.

El belga suma con esta 14 victorias entre ellas la Lieja, la Flecha Wallone y la Amstel Gold Race, además fue el primer líder del Tour de Francia y segundo en Super Besse. 

Más de 240 kilómetros han transcurrido desde la salida hasta la llegada, situada pocos metros detrás de la salida. A los 12 kilómetros se ha formado la escapada de la jornada con Julián Sánchez Pimienta, Matt Brameier, Karsten Kroon, Klass Lodwyck, Eloi Ruiz y el brasileño, nombrado más combativo, Murilo Fischer.

El brasileño del Garmin Cervélo ha sido, una vez neutralizado, el que más ha aguantado y ha llegado en el tercer grupo, a 2:05 de Gilbert, con José Joaquín Rojas, Luis León Sánchez, Hesjedal, Roche o Daniel Navarro.

El grupo de escapados, que ha llegado a tener casi diez minutos de ventaja ha sido echada abajo a 40 de meta cuando Samuel Sánchez ha atacado en el segundo paso por el puerto de Jaizkibel de primera categoría.

Después han llegado otros ataques como los de Jelle Vanendert, ganador el Plateau de Beille, Stijn Devolder, ex campeón de Bélgica e incluso el de Haimar Zubeldia subiendo Arkale a pocos kilómetros de meta.

A 4 kilómetros de meta Philippe Gilbert ha lanzado su ataque. En la subida al alto de Miracruz, el ciclista belga del Omega Pharma Lotto se ha quitado a todos de encima. Haimar Zubeldia y Samuel Sánchez, que corrían en 'casa' han tratado de salir a por él pero nadie ha podido seguir la rueda del ciclista valón. 

Philippe Gilbert se ha plantado sólo en la meta del Boulevard. Segundo ha sido Carlos Barredo, vencedor en 2009 por delante de Kreuziger y tercero Greg Van Avermaet del BMC.

Haimar Zubeldia ha sido el primer ciclista con vasco-navarro en llegar a la meta nuevamente, por lo que ha conseguido subir al podio igual que Gilbert, Barredo, Van Avermaet, Fischer o Sánchez Pimienta.

Como detalle comentar que sólo han llegado 71 ciclistas de los 164 que han partido a las 11 desde el Boulevard.



Philippe GILBERT
51
Omega Pharma
5:48:52
Carlos BARREDO
5
Rabobank
+0’12”
Greg VANA VERMAET
63
BMC Racing
+0’14”
Joaquín RODRÍGUEZ
91
Katusha
+0’14”
Dries DEVENYNS
164
Quick Step
+0’14”
Frank SCHLECK
22
Leopard-Trek
+0’14”
Haimar ZUBELDIA
31
Radioshack
+0’14”
Samuel SÁNCHEZ
141
Euskaltel
+0’14”
Rigoberto URÁN
87
Sky Procycling
+0’14”
10º
Jelle VANENDERT
52
Omega Pharma
+0’50”



El HTC High Road anunció ayer que dejará el ciclismo en diciembre de 2011. Se cierra así una gloriosa etapa de 3 años en las que la escuadra de Bob Stapleton, que recogió lo que quedó de un histórico como el T-Mobile, ha lucido los maillots de líderes de las tres grandes y ha vencido etapas en las tres.

Hace un par de días, los hermanos eslovacos Peter y Martin Velits anunciaron su fichaje por el Quick Step.
La continuidad de Mark Cavendish también estaba en duda ante la insistencia del Sky Procycling por contar con los servicios del de la Isla de Man.

Al abandonar el HTC el pelotón, la empresa de teléfonos deja sin equipo, cara a 2012 a día de hoy, a muchos de los mejores ciclistas del pelotón internacional.

Peter Velits, tercero en la pasada Vuelta a España ya ha encontrado acomodo y raro sería que Cavendish tardara mucho en encontrarlo pero no son los únicos grandes del equipo americano.

El velocista británico no será el único velocista que quede sin equipo, Hayden Roulston, campeón de Nueva Zelanda, Mark Renshaw, Bernhard Eisel y, sobretodo, John Degenkolb, el esprinter del futuro, tendrán que buscar acomodo desde ya.

Tony Martin, Marco Pinotti o Siutsou, también tienen que buscarse equipo además de Tejay Van Garderen, ciclista americano que puede ser un hombre tour en los próximos años, tardarán poco en encontrar acomodo al tener un buen cartel.

La situación del equipo, que asegura al menos 5 victorias en el Tour de Francia con Cavendish, invita a la reflexión.
El pasado Tour se hizo con seis victorias y dos semanas después el equipo no parece rentable, algo se está haciendo mal en el mundo del ciclismo.




La serpiente multicolor que forma el pelotón internacional ha pasado en seis días del arco del triunfo al Boulevard donostiarra, de París a Donostia, de coronar a Evans con quien no todos contaban a coronar, en otro grado, a Philippe Gilbert, el mejor corredor de  este 2011 sin duda.

El belga suma con esta 14 victorias entre ellas la Lieja, la Flecha Wallone y la Amstel Gold Race, además fue el primer líder del Tour de Francia y segundo en Super Besse. 

Más de 240 kilómetros han transcurrido desde la salida hasta la llegada, situada pocos metros detrás de la salida. A los 12 kilómetros se ha formado la escapada de la jornada con Julián Sánchez Pimienta, Matt Brameier, Karsten Kroon, Klass Lodwyck, Eloi Ruiz y el brasileño, nombrado más combativo, Murilo Fischer.

El brasileño del Garmin Cervélo ha sido, una vez neutralizado, el que más ha aguantado y ha llegado en el tercer grupo, a 2:05 de Gilbert, con José Joaquín Rojas, Luis León Sánchez, Hesjedal, Roche o Daniel Navarro.

El grupo de escapados, que ha llegado a tener casi diez minutos de ventaja ha sido echada abajo a 40 de meta cuando Samuel Sánchez ha atacado en el segundo paso por el puerto de Jaizkibel de primera categoría.

Después han llegado otros ataques como los de Jelle Vanendert, ganador el Plateau de Beille, Stijn Devolder, ex campeón de Bélgica e incluso el de Haimar Zubeldia subiendo Arkale a pocos kilómetros de meta.

A 4 kilómetros de meta Philippe Gilbert ha lanzado su ataque. En la subida al alto de Miracruz, el ciclista belga del Omega Pharma Lotto se ha quitado a todos de encima. Haimar Zubeldia y Samuel Sánchez, que corrían en 'casa' han tratado de salir a por él pero nadie ha podido seguir la rueda del ciclista valón. 

Philippe Gilbert se ha plantado sólo en la meta del Boulevard. Segundo ha sido Carlos Barredo, vencedor en 2009 por delante de Kreuziger y tercero Greg Van Avermaet del BMC.

Haimar Zubeldia ha sido el primer ciclista con vasco-navarro en llegar a la meta nuevamente, por lo que ha conseguido subir al podio igual que Gilbert, Barredo, Van Avermaet, Fischer o Sánchez Pimienta.

Como detalle comentar que sólo han llegado 71 ciclistas de los 164 que han partido a las 11 desde el Boulevard.


Philippe GILBERT
51
Omega Pharma
5:48:52
Carlos BARREDO
5
Rabobank
+0’12”
Greg VANA VERMAET
63
BMC Racing
+0’14”
Joaquín RODRÍGUEZ
91
Katusha
+0’14”
Dries DEVENYNS
164
Quick Step
+0’14”
Frank SCHLECK
22
Leopard-Trek
+0’14”
Haimar ZUBELDIA
31
Radioshack
+0’14”
Samuel SÁNCHEZ
141
Euskaltel
+0’14”
Rigoberto URÁN
87
Sky Procycling
+0’14”
10º
Jelle VANENDERT
52
Omega Pharma
+0’50”



Como históricamente el maillot verde acredita al mejor velocista, es justo que lo gane el mejor, Mark Cavendish.

Ya que su nombre es maillot de la regularidad, resulta injusto que lo gane el de la Isla de Man.

'Cav the Man' se ha llevado cinco victorias parciales en el Tour de Francia. Empezó flojo, como todos los años, para acabar pletórico venciendo en París, por tercer año consecutivo. 
Lleva cuatro participaciones en la grande boucle y sale a cinco victorias por participación. Como esprinter no tiene nadie que se atreva a toserle, pero este año, además de merecido, su maillot verde es regalado.

No es justo que un esprinter como José Joaquín Rojas, que se esfuerza en pasar la montaña dentro del control de tiempo, se haya quedado sin maillot verde y, resignado, renunciara a disputar a la etapa de Alpe D'Huez.

Como él mismo dijo: "¿Para qué? Si luego llega tarde él (por Cavendish) y le repescan". Tiene razón y es un tema que la organización del Tour tiene que atajar. Del velocista británico se ha dicho que se ayudó del coche del equipo para entrar dentro del control en Luz Ardiden, algo que ya se dijo de él en el Giro, y, las dos últimas etapas de montaña, le han repescado por llegar con demasiados compañeros como para echar a todos.

Es injusto que se deje llevar en etapas duras porque sabe que, metido en un gran grupo, nunca le van a descalificar. Con ese ahorro energético, llega mejor a la llegada de París.

No deja de ser el mejor velocista, lleva años demostrándolo y le quedan muchos por seguir siéndolo, pero resulta injusto que pase de las etapas de montaña de esa manera y le dejen hacerlo.
Restarle puntos en el maillot verde no es castigo suficiente, así se ha visto este año. 



Se contaba con él para la lucha por el maillot blanco, pero la caída del primer día pareció apartarle de la lucha.

Pierre Rolland sorprendió a todos aguantando los Pirineos junto a su líder, el portador del maillot amarillo Thomas Voeckler, para, una vez dado por perdido el maillot amarillo, sorprender más aún, ganando en Alpe D'Huez.

Eliminado, por tener más de 25 años, Andy Schleck de la lucha por el maillot, que él ha ganado los últimos tres años, el abanico de candidatos era amplio y, aunque es un gran logro para él y para su equipo, también puede considerarse, hasta cierto punto, un marrón para ellos la consecución de este maillot.

El ciclismo francés, necesitado desde hace años de un líder, se agarra a un clavo ardiendo a la mínima oportunidad y, parece que Rolland será su clavo ardiendo durante algunos años.

Pasados los Voeckler, Chavanel o Casar, parece ser Rolland, el nuevo príncipe del ciclismo galo. Con 25 años cumplidos este año, el escalador francés, que además ayer realizó una espléndida crono, tendrá que soportar mucha presión sobre sus hombros a partir del año que viene.



Llegó a la salida del Tour de Francia con el claro objetivo de luchar por el podio que se le escapó el año pasado. 

Tras las dos primeras etapas, se vio involucrado en la caída del primer día y su equipo, el Euskaltel, acabó último la contrarreloj por equipos, su Tour se cayó.

Parecía imposible que luchara, con dos minutos perdidos, por la clasificación general del Tour de Francia pero se metió de lleno en la lucha a base de casta, de su raza y de una habilidad innata para leer la carrera.

Venció de manera soberbia en Luz Ardiden, lanzándose en la bajada del Tourmalet, y fue segundo en Plateau de Beille y en Alpe  D'Huez. Esa soberbia habilidad cuando la carretera ha mirado al cielo, le ha hecho llegar a París con el maillot rojiblanco del mejor escalador.

Apena pensar en Samuel sin el tiempo perdido, apena porque parece que, sin el tiempo perdido y sin el excesivo desgaste a consecuencia de la necesidad de recuperar tiempo, Samuel habría luchado por el cajón de París. 

Sólo tuvo un día malo, fruto de tanto esfuerzo en las etapas pre alpinas en las que quiso recuperar tiempo, pero ese día fue fatal. Falló el peor día, el de Galibier, el día que Andy Schleck quiso ganar la carrera y el día en que Cadel Evans quiso demostrar que era su año. 

Algunos le vimos un poco pardillo en la subida de Alpe D'Huez donde pareció un gregario de Pierre Rolland, a la postre ganador de la etapa, pero nada empaña un Tour sensacional de un ciclista sensacional, de un ciclista que ha pasado de ser Samuel Sánchez, a ser 'Samu' para todos.

Un ciclista que, pocos minutos después de la victoria más importante de su vida, se acordó en los micrófonos de la Cadena COPE de sus compañeros narradores del Giro y les dijo que esperaba estar con ellos en La Vuelta.

Porque Samu es grande en la carrera, campeón olímpico en Pekín en 2008 y doble podio en la Vuelta a España, pero es más grande fuera.

Enhorabuena por tu carrera Samuel, por tu maillot, porque sufrimos empujándote en Luz, en Plateau y Alpe D'Huez. 



Con 34 años todos pensábamos que Cadel Evans había dejado pasar sus mejores oportunidades de vencer en la ronda gala, pero ha demostrado que es mejor ciclista en BMC, de lo que era en Omega Pharma.

Siempre se pensó que era un segundón, que siempre había quien le sacaba de los problemas, sin ser de su equipo, y que se escondía siempre, pero este Tour, aunque a veces ha desesperado, ha dado la cara como nunca lo había hecho.

Fue valiente en Luz Ardiden atacando, aunque lo hizo tarde, pero lo hizo, aún sabiendo que ese no era su fuerte. Venció en el Muro de Bretaña donde mostró una ambición, por conseguir el maillot amarillo, que nunca había mostrado antes, aunque no lo consiguió porque Hushovd aguantó sus ataques.

Pasó los Pirineos con todo de cara, con el público pensando que, salvo gran sorpresa, vencería en el Tour de Francia por fin. En la antesala de los Alpes, con la llegada a Gap, consiguió meterle un minuto a Andy Schleck además de tres segundos a Contador que fue quien movió la carrera.

El ataque de Andy Schleck en la etapa del Galibier nos mostró al Cadel meticuloso, pensativo y, algunos pensamos que, perdedor de nuevo. Tardó en responder y pareció que no iba a hacerlo pero con una subida al coloso Galibier sencillamente memorable, recortó distancias con Andy Schleck, minimizando la pérdida de tiempo y dejando la carrera en menos de un minuto.

Cuando Alberto Contador quiso reventar la carrera a 92 kilómetros de Alpe D’Huez, Evans no dudó y se fue con él aunque la segunda envestida del de Pinto le dejó K.O.

Escudado en un error mecánico reculó y llegó al pelotón donde movió a su equipo para llegar con tan sólo 40 segundos a la cima del Telegraphe y del Galibier. En una bajada de más de 40 kilómetros logró cazar a Contador, Sánchez y Schleck que iban por delante dejando la carrera a cero a pie de Alpe D’Huez.

Aguantó las últimas 21 curvas de la etapa reina y se jugó la victoria en su terreno...y ahí no falló. 

Con una crono épica, Cadel Evans sentenció el Tour y se hizo, por fin, con su primer entorchado. Con más de un minuto de ventaja sobre Andy Schleck se planta el ciclista australiano en la meta de París.

Ha finalizado un Tour diferente, raro, en lo que ha pasado, en los que han caído y en lo meteorológico incluso, pero ha finalizado su Tour, el de Cadel Evans, congratulations Cad. 



Se dijo desde el principio. Si Andy Schleck no ganaba este Tour, a no ser que se fuera antes de tiempo a casa, iba a ser coronado como el nuevo segundón.

Más aún cuando el, hasta ahora, segundón, Cadel Evans es quien le ha vencido.

Andy Schleck llegó a la salida del Tour con el único objetivo de batir a Alberto Contador y lo ha conseguido, aunque, desgraciadamente, para él, eso no ha significado vencer en el Tour de Francia.

Que Andy no se haya llevado el Tour puede ser injusto viendo su etapa del Galibier, pero es totalmente justo que pierda este Tour el luxemburgués que se quejó de que le atacaran bajando y el luxemburgués que, por mucho que diga lo que hace, no entrena las pruebas contra el crono.

Ni siquiera se puede escudar en que perdió el Tour por el minuto que le 'robaron' en el descenso de Gap porque ayer perdió mucho más de ese minuto. 

Perdió por jugar a ganar a Contador, dejando al margen a Evans, más contrarrelojista de lo que él es, perdió por dejar vivo a Contador en los Pirineos al no atacarle, al mismo tiempo que dejaron vivo a Evans, menos escalador que todos ellos.

Perdió por no colaborar con Alberto Contador en la aventura del Telegraphe, perdió por querer ganar él, pero siempre teniendo a su hermano Frank a su lado en París. Perdió por, a pesar del Galibier, una preocupante falta de ambición. 

Ayer firmó su tercer segundo puesto en el Tour, lo que le convierte en el nuevo Poulidor, el nuevo Ullrich, el nuevo Beloki. Grandes corredores todos pero, salvo Ullrich, secundarios de otros grandes.

Ullrich y Beloki compartieron bestia negra para ser tildados de segundones, el tejano Lance Armstrong. A su sombra quedaron siempre esos dos grandísimos ciclistas, al igual que Ivan Basso. 

Con Andy Schleck se cumple que está a la sombra de un grande, Alberto Contador, pero añadimos que, este año será otro 'segundón' quien le gane lo que hace plantear las verdaderas posibilidades del luxemburgués de ganar el Tour de Francia. 



Hasta que llegó Cadel Evans, nadie había conseguido perder menos de un minuto con respecto al ganador, el alemán Tony Martin.

Las cifras nos muestran que la crono del ciclista alemán del HTC High Road, fue espectacular, pero, aunque su esfuerzo tiene mérito e hizo una crono casi tan buena como hace un mes en el Dauphiné, tenemos que decir que Martin aprovechó el regalo.

El jueves, Andy Schleck puso la carrera patas arriba con un ataque a 60 kilómetros del Galibier lo que hizo que grandes ciclistas, acostumbrados a aguantar en las mejores cimas, cedieran 18 minutos lo que conllevó que otros, menos hábiles en las subidas, llegaran fuera de control. 

Nada menos que 86 corredores llegaron fuera de control en la cima del coloso Galibier, pero fueron repescados. Algunos fueron más listos y no quisieron tentar a la suerte el viernes cuando otros 83 corredores llegaron fuera de control tras la victoria de Pierre Rolland. 

Entre ellos, las dos veces, estuvo Tony Martin que ganó ayer y también Mark Cavendish que hoy se hará, seguro con el maillot verde y, presumiblemente con la victoria de etapa en los Campos Elíseos. 

La contrarreloj de Tony Martin fue para quitarse el sombrero, pero más mérito tiene la de Cadel Evans que, a diferencia de Martin, disputó las etapas del jueves y el viernes y no se las tomó de transición.

De mi misma opinión, pensando que no se puede repescar a un gran grupo sólo por ser muchos, es Andrëas Klöden. El ciclista alemán del Radioshack escribió en twitter quejándose de que se repescara a tanta gente cuando ellos, refiriéndose a los que disputan la general, no pueden tomarse un día tranquilo y exigía, con razón, la misma implicación por parte de los velocistas. 



Alberto Contador puso el espectáculo, la garra, las ganas y la rabia, pero Pierre Rolland fue el más listo en la llegada a la mítica cima de Alpe D'Huez.

El ciclista galo se impuso, tras un Tour fantástico trabajando para su líder, Thomas Voeckler, y ayer le puso la guinda perfecta con una gran victoria y el maillot blanco.

Si Andy Schleck se lanzó a lo kamikaze a 62 kilómetros de la meta del Galibier, ayer fue Alberto Contador quien quiso poner el espectáculo. A 90 kilómetros de las 21 curvas mágicas de Alpe D'Huez, el de Pinto decidió romper la carrera.

Junto a él se fueron Andy Schleck, Cadel Evans y Thomas Voeckler, aunque con el segundo ataque del madrileño, sólo el pequeño de los Schleck pudo seguirle. Con ellos fueron Gorka Izagirre y Rui Costa, escapados desde la salida. 

La diferencia con respecto a Cadel Evans, que tuvo un supuesto problema con su bici y volvió al pelotón, llegó a ser de un minuto, mientras su BMC y el Liquigas de Basso tiraban. Damiano Cunego y Frank Schleck que no pudieron seguir el ritmo de los de cabeza, prefirieron ir con el grupo, a diferencia de Voeckler que prefirió ir sólo, haciendo gestos, tirando bidones, dando el espectáculo de siempre. 

En la cima del Galibier perdía dos minutos pero, gracias a su equipo que, inexplicablemente llevaba cinco corredores en un grupo con mucho nivel. A pies de Alpe D'Huez la carrera comenzó de nuevo ya que, en un movimiento poco entendible, Sandy Casar tiró abajo, con la colaboración de Evans, la escapada de Contador y Andy Schleck .

Fue un movimiento ilógico por parte de Sandy Casar, que, con el reglamento en la mano, tenía que haber visto la etapa de ayer por la televisión al llegar fuera de control, junto con otros 85 corredores, a la cima del Galibier. 

Jakob Fugslang puso ritmo en la primera rampa de Alpe D'Huez y se quedó sólo con más de 15 kilómetros por delante. Tuvo que esperar a sus líderes, los hermanos Schleck. Andy cogió su rueda rápido pero a Frank, que mostró evidentes síntomas de fatiga, le costó bastante más.

Mientras todos se miraban, Alberto Contador se lanzó para adelante y pronto se quedó sólo.
Cazó a Pierre Rolland nada más salir y pronto le metió medio minuto.
Parece que el galo no habría llegado a donde el madrileño sin la ayuda de Samuel Sánchez. El ciclista ovetense del Euskaltel atacó en busca del maillot de mejor escalador del Tour de Francia y cazó a Contador, con Rolland siempre a su rueda sin relevarle, en los dos últimos kilómetros.

Antes, Alberto Contador tuvo un episodio desagradable cuando un aficionado, vestido de médico le echó agua con una jeringuilla. Sobran totalmente este tipo de personajes que, además del ridículo que hizo, se llevó un guantazo bastante serio de Alberto Contador.

En cuanto llegaron Samuel Sánchez y Pierre Rolland a la rueda de Contador, el galo lanzó un ataque que siguió Contador, aunque al segundo ya no pudo ir.

Sin hacer prácticamente nada, ir a rueda de Samuel nada más, el galo se encontró con una victoria que no merecía más que Samuel que fue segundo y Alberto que fue tercero.

Con su segundo puesto en Alpe D'Huez, segunda vez que lo consigue, sumándole el segundo en Plateau y el primero en Luz Ardiden, Samuel Sánchez se hizo con el maillot de la montaña al mejor escalador. 

Parece que el ciclista de Euskaltel iba muy confiado de vencer a Rolland y a Contador en el sprint, o de que entre los dos amigos españoles podrían vencer al galo, pero no fue así.
Contador puso la carrera patas arriba con su ataque a 90 de meta, lo que demuestra que, a pesar del tiempo perdido, tiene casta y que sus rivales le respetan más que a nadie. Por eso no le dejaron nunca irse muy lejos.

Enhorabuena Alberto, habría sido muy sencillo dejarse ir, pero eres más grande que eso, de perdidos al río. 



Es muy fácil ver el ciclismo un día y quejarse amargamente porque quien quieres que gane, más que nada porque gana siempre y eres de los que apuesta a caballo ganador, no lo hace.

Ayer Alberto Contador dijo prácticamente, salvo que medie un milagro, adiós al Tour de Francia. Lo dijo en una cota mítica como el Galibier, desfondado y haciendo inútiles y estériles los empujones que le mandábamos desde la distancia.

Después de cinco años, no sonará el himno español el domingo en los Campos Elíseos, ya no tendrán que poner el danés en honor a un ganador desconocido, podrán poner otro, seguro que esta vez no se equivocan.

Si es sencillo animarle por ser caballo ganador, más sencillo habría sido para él no haber corrido este Tour, nos habríamos ahorrado la imagen de un ganador ganado, de un líder vencido, nos habríamos ahorrado el, una vez ya perdió.

Alberto Contador planificó su temporada con la vista puesta en conquistar su segundo Giro de Italia además de su segunda Vuelta a España, pero entre tantas, ha decidido correr el Tour.

El amargo trago que ha y hemos pasado por el clembuterol, trastocó los planes de un Alberto que, sin correr el Giro, es previsible que ya llevara la prenda de líder del Tour de Francia, pero no podemos hacer conjeturas, Alberto es 7º en la general quedando hoy por subir, de nuevo, el Galibier, por la vertiente más dura además, y también Alpe D'Huez, donde dos de las últimas tres veces que se ha llegado, ganaron españoles, Iban Mayo y Carlos Sastre. Entre tantas, venció Frank Schleck.

Pocos creen que este sea el fin de Alberto, creo, como muchos, que este paso atrás, le servirá para dar dos adelante, no deja de ser el mejor ciclista del Mundo por no ganar este Tour, ha cumplido, su temporada iba enfocada al Giro y lo ganó con una facilidad insultante. Cuando llegue el domingo a París, muchos se alegrarán de no verle ganar, pero que no se acostumbren, porque dentro de un año, si la organización lo quiere, sonará el himno español de nuevo en los Campos Elíseos.

Confié en Alberto Contador cuando salió su supuesto positivo. ¿Por qué? No lo sé, pero Alberto transmite buenas vibraciones, buenas sensaciones, esas cosas intangibles que algunos transmiten y otros no. Alberto se cayó del mundo del ciclismo por un cavernoma cerebral, pero se levantó con mucho más fuerza, le quisieron tirar con la Operación Puerto, pero tampoco pudieron, porque es un líder, un grande...y tiene carisma.

Ese carisma que hizo que la inmensa mayoría le creyera hace un año, por mucho que ayer, cuando se le vio flojear, bastante gente tuviera la infeliz idea de pensar en que no había comido filete.

No tiene nada que demostrar, le van a ganar ciclistas, a no ser que lo hagan Basso o Cunego, que parece improbable, que, a día de hoy, tienen seis grandes vueltas menos que Alberto. 
Además, no parece probable que Cadel Evans y Frank Schleck tengan edad para derrotarle muchas veces más. Se va a levantar, con más rabia, más ganas...y sin haber corrido el Giro.

El año 2012 el Tour será planteado de manera diferente, habrá Juegos Olímpicos después, lo que hace descartar a Wiggins para la Grande Boucle al celebrarse los JJOO en Londres.

Alberto, a las duras y a las maduras, en tus victorias y en estas dolorosas derrotas, estamos contigo. Siempre va a ser así. Hay mucha más gente que te seguirá siempre que la que sólo te seguirá cuando ganes, eres grande y lo saben, lo sabemos todos.

Chapeau por ir al Tour, chapeau por aguantar como un jabato tanto tiempo, chapeau por no alzar la voz cuando otros te han atacado, chapeau por tus seis grandes, como diría aquel, que aprendan, que no estamos tan mal. 



Llevábamos tiempo esperándolo y sucedió de una manera que nos dejó a todos con la boca abierta. Fue el ataque de Andy Schleck, desde muy lejos, para la victoria.

Atacar subiendo el Izoard puede ser lógico, es un puerto duro, hacerlo cuando tienes que subirlo, bajarlo y después subir hasta el Galibier, parece menos lógico, pero es lo que hizo el pequeño de los luxemburgueses.

Demostró que corre sangre por sus venas y nos regaló un espectáculo digno de elogio, de esos en los que las palabras se quedan cortas para adjetivar una hazaña. Andy Schleck se lanzó a 60 kilómetros de meta en una misión suicida, al estilo kamikaze, pero le salió de cine.

Con la colaboración de Maxime Monfort, el pequeño de los hermanos Schleck, llegó a pie del Galibier con más de 4 minutos de ventaja sobre el grupo de favoritos que comandaban los gregarios del BMC y el Euskaltel Euskadi.

Entre todos fueron incapaces de tirar abajo la escapada, ni siquiera en el llano fueron capaces de recortarle nada. Ayudó mucho, sorprendente e incomprensiblemente, Dries Devenyns. El belga del Quick Step se desfondó en el llano entre puertos para acabar llegando en el puesto 41 a más de 18 minutos de su colega de escapada Andy Schleck.

Lo cierto es que, Andy hizo lo que le pedíamos todos, dio la cara y nadie se la pudo partir, tiró de épica, de casta, de raza y aguantó con una clase innata, que es la que tiene en las subidas, los arreones de Cadel Evans que también estuvo, aunque reaccionó tarde, sensacional.

Así si que podemos decir que Andy puede ser vencedor del Tour. Parece que cumplirá su sueño de llevarse el Tour y tener a su hermano a su lado aunque, de momento, el gran favorito sigue siendo, a expensas de lo que ocurra hoy, Cadel Evans.

El australiano está ante la oportunidad de su vida, a sólo 50 segundos de Andy Schleck con 42 kilómetros de contrarreloj por delante, puede aguar la fiesta en Luxemburgo, puede hacerlo.


PUESTO
CORREDOR
EQUIPO
TIEMPO
Andy SCHLECK
11
LEOPARD TREK
6h07’56”
Frank SCHLECK
18
LEOPARD TREK
+ 2’07”
Cadel EVANS
141
BMC RACING
+ 2’15”
Ivan BASSO
91
LIQUIGAS
+ 2’18”
Thomas VOECKLER
181
EUROPCAR
+ 2’21”
Pierre ROLAND
188
EUROPCAR
+ 2’27”
Damiano CUNEGO
161
LAMPRE ISD
+ 2’33”
Rein TAARAMAE
151
COFIDIS
+ 3’22”
Tom DANIELSON
52
GARMIN CERVÉLO
+ 3’25”
10º
Ryder HESJEDAL
55
GARMIN CERVÉLO
+ 3’25”







PUESTO
CORREDOR
EQUIPO
TIEMPO
Thomas VOECKLER
181
EUROPCAR
79h34’06”
Andy SCHLECK
11
LEOPARD-TREK
+ 0’15”
Frank SCHLECK
18
LEOPARD-TREK
+ 1’08”
Cadel EVANS
141
BMC RACING TEAM
+ 1’12”
Damiano CUNEGO
161
LAMPRE ISD
+ 3’46”
Ivan BASSO
91
LIQUIGAS
+ 3’46”
Alberto CONTADOR
1
SAXO BANK
+ 4’44”
Samuel SÁNCHEZ
21
EUSKALTEL
+ 5’20”
Tom DANIELSON
52
GARMIN
+ 7’08”
10º
Jean C. PERAUD
108
AG2R
+ 9’27”



Hace una semana los hermanos luxemburgueses campaban a sus anchas por el Tour. Contador y Samuel Sánchez habían perdido tiempo y el de Pinto, además, había tenido un par de caídas.

Los hermanos se sentían poderosos, su equipo el Leopard también. Tan poderoso se creía el equipo que mandó parar al pelotón cuando se retiraron Vinokourov y Van den Broeck, sin ese parón, hoy no tendríamos a Thomas Voeckler de amarillo, por ejemplo.

Desde que Contador atacó subiendo Manse el pasado martes, los hermanos tienen miedo, se están empezando a poner nerviosos. Saben, o deberían saber, que actuaron mal en los Pirineos dejando al madrileño salir vivo de lo que podía ser para él un infierno y saben, o deberían saber, que lo van a pagar muy caro.

Nunca un Tour reciente había traído a un favorito, Contador, con el Giro bajo el brazo. Con el Giro corrido, competido y ganado quiero decir. Este año, los hermanos lo tenían más fácil, si es que de alguna manera puede ser fácil derrotar al mejor ciclista del momento, aún y todo se han empeñado en demostrar una táctica defensiva, mirándole para ver que hace, atacándole y mirando para atrás.

Ayer, Frank Schleck se quejó de que atacar bajando no le parece ético, aunque no dice nada de lo que hizo su hermano el año pasado en la etapa de pave, en la que él mismo se tuvo que ir a casa ya que, al parecer, no sabe colocarse tan bien como su hermano.

Abogan por un ciclismo de Fair Play, pero abogan por él porque en un ciclismo con el cuchillo entre los dientes, saben que no tienen nada que hacer. Si finalmente uno de ellos, los dos es imposible que lo hagan, sube al podio de París, lo habrán hecho con suerte, no por mérito que, ojo, tiene mérito su Tour, pero más mérito tiene el de Samuel Sánchez o el de Alberto Contador, siempre corriendo a la contra y con tiempo perdido.

Aprovechó el mayor de los Schleck para mandar un recadito a Contador. Dice que sus ataques hacia abajo le recuerdan a cuando el año pasado Contador atacó al salírsele a Andy la cadena. Error. Contador atacó y no vio como se le saltaba la cadena en un error de infantiles.

Esta familia, los Schleck Brothers, no pasarán a la historia por sus victorias, que probablemente también lo hagan, si no que pasarán más bien por desaprovechar grandes oportunidades, grandes equipos, en pro de un objetivo que están a años luz de conseguir.

Para finalizar, que quede claro que atacar bajando es tan ético como hacerlo subiendo, uno tiene que sacar tiempo donde sea, favoreciéndose donde falla el rival, si no es ético, que quiten las bajadas del Tour y que les regalen el trofeo a los hermanos, es la manera más sencilla que veo de que, de una vez, consigan el trofeo azul y dorado. 



Que un país que tiene dos participantes en el Tour, tenga un nivel tan alto y haya conseguido cuatro victorias en el Tour, además de vestir el amarillo una semana, debe ser un hecho insólito.

Es el caso de los noruegos. Se presentaron en la salida con sólo dos corredores, dos de grandísimo nivel, pero sólo dos.

En la segunda etapa consiguieron colocar a uno de ellos, Thor Hushovd, como líder de la carrera, la misma semana, su compatriota Boasson Hagen venció en la primera de sus victorias.

Hushovd perdió el amarillo el día del accidente de Hoogerland y Flecha, lo perdió, además, porque el Leopard Trek paró la carrera cuando Vinokourov y Van den Broeck se tuvieron que ir para casa por sendas caídas, ese parón permitió a los fugados ganar tiempo y a Voeckler, enfundarse el amarillo.

Las etapas pirenaicas parecían poco propicias para los explosivos corredores noruegos, pero Hushovd se hizo con una de ellas, la del milagro de Lourdes. Esa etapa que subió y bajó el Aubisque para que el maillot arcoiris de Hushovd luciera en la villa francesa de los milagros. 

Las etapas de transición entre los Pirineos y los Alpes suelen ser de transición y la etapa de Gap, era propicia para las escapadas. Lo sabían, muy bien además, los dos vikingos del Tour.
En la llegada de Gap se disputaron el sprint ganando Hushovd, la veteranía es un grado ya se sabe, sprintando desde unos metros más atrás, lo que hizo imposible que Boasson le alcanzara.

Ayer, en una etapa preparatoria de los Alpes, Edvald Boasson Hagen se hizo con su segunda victoria. Dijo que tras fallar en Gap había pensando inmediatamente en intentarlo al día siguiente, por ayer, y lo hizo.
Ganó en solitario en la meta de Pinerolo en una etapa que nos deja un líder un poco menos sólido. Cada día va perdiendo tiempo, respecto a los amigos y aliados, uno de los favoritos. Antes de ayer le tocó a Andy en especial y a todos los demás un poco menos, ayer cedió Voeckler en una bajada que no dejó indiferente a nadie. 

PUESTO
CORREDOR
EQUIPO
TIEMPO
Edvald BOASSON H.
114
SKY PROCYCLING
4h18’00”
Bauke MOLLEMA
45
RABOBANK
+ 0’40”
Sandy CASAR
131
FDJ
+ 0’50”
Julien EL FARES
155
COFIDIS
+ 0’50”
Sylvain CHAVANEL
121
QUICK STEP
+ 0’50”
Dmitriy FOFONOV
63
ASTANA PRO TEAM
+ 1’10”
Maciej PATERSKI
96
LIQUIGAS
+ 1’10”
Dmitriy MURAVYEV
76
TEAM RADIOSHACK
+ 1’10”
Jonathan HIVERT
215
SAUR SOJASUN
+ 1’15”
10º
Borut BOZIC
202
VACANSOLEIL
+ 2’20”







PUESTO
CORREDOR
EQUIPO
TIEMPO
Thomas VOECKLER
181
EUROPCAR
73h23’49”
Cadel EVANS
141
BMC RACING TEAM
+ 1’18”
Frank SCHLECK
18
LEOPARD-TREK
+ 1’22”
Andy SCHLECK
11
LEOPARD-TREK
+ 2’36”
Samuel SÁNCHEZ
21
EUSKALTEL
+ 2’59”
Alberto CONTADOR
1
SAXO BANK
+ 3’15”
Ivan BASSO
91
LIQUIGAS
+ 3’34”
Damiano CUNEGO
161
LAMPRE ISD
+ 3’49”
Tom DANIELSON
52
GARMIN
+ 6’04”
10º
Rigoberto URAN
118
SKY PROCYCLING
+ 7’36”


Cuando Alberto Contador, por desgracia, mala suerte, o como quiera llamársele a lo que pasó el primer día, se vio cortado y cedió más de un minuto, Andy Schleck, saltó rápido a decir que en el Tour :"No todo es pedalear, hay que saber colocarse".

Sería sencillo contestarle, es importante colocarse sí, pero él, siendo tan bueno colocándose, ¿Cómo se pudo cortar en la caída de menos de tres kilómetros de meta? Siendo algo más rebuscado se le puede preguntar a ver si su hermano se coloca peor que él porque, como todos sabemos, el año pasado se fue al suelo en un tramo de pavé.

Después de lo de ayer, sumado a lo del muro de Bretaña, Andy haría mejor en estarse callado. Está a escasos días de dejar pasar la oportunidad de su vida, veremos si vuelve a tener tan 'fácil' derrotar a Contador, y haría mejor en dejar de quejarse por nimiedades.

Ayer el soberbio movimiento estratégico de Contador y Sánchez, le hizo ceder toda la ventaja que, sin merecerla, le llevaba al de Pinto y al corredor de Euskaltel. De la nada se sacó él un minuto de ventaja para empezar, pero ni por esas parece que vaya a ganar este Tour.

Está empeñado en salir a todos los ataques de Contador dejando ir al resto de sus rivales, siempre a su ruedo, procura encerrar al madrileño con la ayuda de su hermano Frank. Así, en  Super-Besse, salió a rueda de Contador cuando cambió el ritmo un poco, pero dejó marchar a Evans, que lleva camino de su primer Tour.

Parece que, tras alardear de su gran momento de forma, es incapaz de darse cuenta de que, a pesar de poder ganar a Contador, Cadel Evans, sigue delante en la general y es mucho mejor contra el crono de lo que él es ahora mismo, pequeño matiz.

Tras dejarse más de un minuto en la meta de Gap el pequeño de los Schleck, sólo tuvo fuerzas para quejarse amargamente del recorrido, dijo que: "El Tour no puede jugarse en los descensos" y no pudo estar más equivocado, el Tour se juega en los descensos, en las subidas, en las caídas que tiran a tus rivales, incluso cuando, por mala suerte, se te sale la cadena subiendo, ¿Por qué iba a parar Alberto entonces?

¿Es más lícito ganar el Tour cuando tu rival se ve cortado por una caída, que hacerlo tirándote al estilo kamikaze en una bajada? Sinceramente creo que no. El asfalto estaba peligroso para todos y Andy fue el más perjudicado, el que más miedo tuvo, el que más perdió. Va siendo hora, con 26 años y varios de profesional, de que Andy Schleck aprenda a descender los puertos que brillantemente sube, no es de recibo tirar un Tour así aunque siempre le quedará quejarse del recorrido. Su hermano mayor, otrora un mal bajador, ayer 'sólo' cedió 18 segundos con Alberto, ¿Será que ha progresado?

Por último recordar que es muy importante saber situarse en el pelotón, por eso, el año pasado cuando Andy se vio cortado en una etapa y llevaba más de dos minutos perdidos, se le esperó en el pelotón, este año, Alberto y Samuel no tuvieron tanta suerte, por eso, su victoria, de producirse será más épica, al igual que el podio, que bien se lo merece, de Samuel.

Por eso Andy, por todo, pedalear sigue siendo prioritario.




Parecía una etapa normal, siendo en seco podían pasar cosas, pero atacar con las condiciones climatológicas tan adversas parecía una utopía.

Pero en la utopía se mueven, como pez en el agua, y nunca mejor dicho, los héroes. Bajo una lluvia que invitaba a irse a casa más que a correr la etapa, Alberto Contador lanzó dos ataques que pillaron a todos sus rivales, salvo a Evans, fuera de juego.

No cuento como enemigo a Samuel Sánchez ya que, a pesar de defender diferentes colores, ambos son buenos amigos y no le cogió fuera de juego el ataque, porque Alberto ya le había comentado que lo pensaba hacer, a lo que el asturiano respondió que si tenía fuerzas se iba con él. 

Al primero salió Thomas Voeckler, envalentonado con el amarillo, Cadel Evans, que está demostrando ser el mejor de este Tour, Frank Schleck y poco después, Andy y Samuel Sánchez.

Al segundo ataque ya sólo respondió Evans, aunque después llegó Samuel Sánchez. Basso demostró ayer que él tampoco va del todo fino, que le pesan los kilómetros y cedió con respecto a todos. Al final, con la bajada y el llano, el italiano cedió menos que Andy, pero, prácticamente, dice adiós a la victoria final.

Todos tuvimos miedo de la bajada, era una bajada peligrosa, con una cuneta que todos recordamos, pero Evans se lanzó en busca de la gloria, esa gloria para la que parecía que nunca estaría preparado, esa gloria que parecía nunca merecería por su estrategia al correr, pero ayer dio un golpe encima de la mesa, lo dio Contador, lo dio Sánchez, pero, más que ellos, lo dio Cadel Evans.

La etapa se la jugaron dos Garmin y un Sky, dos noruegos y un canadiense, Thor Hushovd y Ryder Hesjedal, séptimo en el pasado Tour, por parte del Sky y Edvald Boasson Hagen, el todoterreno noruego del Sky Procycling.

Hushovd se impuso a su compatriota en un sprint que pareció apretado pero no lo fue ya que Boasson Hagen tuvo problemas para arrancar al tener a Hesjedal delante.
Saliendo de más atrás, con más potencia, para cuando Hushovd adelantó a Boasson Hagen, el maillot arcoiris debió parecerle una moto a su compatriota.

Cadel Evans distanció en tres segundos a Samuel Sánchez y a Contador. Distanció en 21 segundos a Frank Schleck y Thomas Voeckler, en 54 segundos a Basso y en 1:09 a Andy Schleck.


PUESTO
CORREDOR
EQUIPO
TIEMPO
Thor HUSHOVD
51
GARMIN CERVÉLO
3h31’38”
Edvald BOASSON H.
114
SKY PROCYCLING
+ 0’00”
Ryder HESJEDAL
55
GARMIN CERVÉLO
+ 0’02”
Tony MARTIN
175
HTC HIGHROAD
+ 0’38”
Mikhail IGNATIEV
195
KATUSHA TEAM
+ 0’52”
Alan PÉREZ LEZAUN
24
EUSKALTEL
+ 1’25”
Jérémy ROY
138
FDJ
+ 1’25”
Marco MARCATO
206
VACANSOLEIL
+ 1’55”
Dries DEVENYNS
125
QUICK STEP
+ 1’55”
10º
Andriy GRIVKO
64
ASTANA PRO TEAM
+ 1’58”







PUESTO
CORREDOR
EQUIPO
TIEMPO
Thomas VOECKLER
181
EUROPCAR
69h00’56”
Cadel EVANS
141
BMC RACING TEAM
+ 1’45”
Frank SCHLECK
18
LEOPARD-TREK
+ 1’49”
Andy SCHLECK
11
LEOPARD-TREK
+ 3’03”
Samuel SÁNCHEZ
21
EUSKALTEL
+ 3’26”
Alberto CONTADOR
1
SAXO BANK
+ 3’42”
Ivan BASSO
91
LIQUIGAS
+ 3’49”
Damiano CUNEGO
161
LAMPRE ISD
+ 4’01”
Tom DANIELSON
52
GARMIN
+ 6’04”
10º
Rigoberto URAN
118
SKY PROCYCLING
+ 7’55”

Hace una semana, Samuel Sánchez, afirmó que ayudaría a Alberto Contador en su objetivo de conseguir su cuarto, en la medida de lo posible.

Tras vencer en Luz Ardiden y, según él, renunciar al podio del Tour, Samuel ya ha cumplido y ahora 'puede' ayudar a su buen amigo Contador.

Hoy aparecen en diversos medios las declaraciones el ovetense afirmando que si alguien puede cambiar esto ese es Alberto Contador. Me atrevo a decir que, con la ayuda de Samuel, hoy puede dar un paso adelante.
La etapa de hoy, pasada por agua como casi todas, es una subida constante con un puerto de segunda categoría que acaba a diez kilómetros de meta, lo que se dice bajar y llegar. Ahí puede ayudar Samuel. Dentro de los espectaculares Pirineos que ha realizado Samu, sigue teniendo margen de maniobra al estar retrasado en la general y la etapa de hoy, es de esas que vemos el perfil y pensamos que es para él. 
Si, además, a su rueda se lleva a Alberto Contador, sin ninguno de los hermanos, darán un paso de gigante en las aspiraciones de ambos.

La lluvia puede jugar a favor de Samuel hoy. De llegar a la cima del último puerto siendo los favoritos la cabeza de carrera, con el asfalto mojado, pocos dudan de que Samuel se lanzará en plan 'kamikaze' hacia la meta, es algo muy suyo.

Mañana la etapa es algo más dura, aunque el final es, prácticamente igual. Un puerto de segunda a diez kilómetros de meta, tras subir Sestriere, en Turín, puede ser dañino, por lo que la llegada de mañana a Pinerolo puede ser propicia también para Samuel Sánchez. Veremos como le responden las piernas pero, de responderle bien, y seguir los rivales así, parece que tirará para adelante, puede que con Vanendert de nuevo.
Se presentan dos etapas de esas en las que no se decide quien gana el Tour, pero en las que se decidirá quien no va a ganarlo, esperemos que Samuel y Alberto, Alberto y Samuel, estén atentos, les alentaremos, empujaremos y animaremos desde el otro lado de la televisión, sólo podemos hacer eso, estamos con ellos. 



Siempre duelen o marcan las retiradas de las grandes estrellas del deporte, pero si son, como en el caso del gran Alexandre Vinokourov, por una desgraciada lesión duelen más.

Tiene 37 años, pero le ha retirado una lesión, cuesta asumirlo pero es así. No habrá más etapas en las que el kazajo ataque a dos kilómetros de meta para poner en jaque al pelotón y asestarle el jaque mate a pocos metros de la llegada, no habrá más demostraciones de esas.

Se retira con una Vuelta a España en su palmarés y habiendo sido tercero en el Tour de 2003 detrás de Lance Armstrong y su ex compañero Jan Ullrich.

Además de eso, fue quinto dos años después, en 2005 y sexto en el Giro del año pasado.

Este año 'sólo' ha ganado dos etapas aunque, ambas, de vueltas importantes como son la Vuelta ciclista al País Vasco y el Tour de Romandía.

En País Vasco, al igual que hiciera en su día en los Campos Elíseos, ganó atacando a poco de meta y llevando al pelotón a menos de diez segundos durante varios kilómetros. 

Cuatro etapas en el Tour comparten importancia con otras cuatro en la Vuelta a España, además, ganó la Lieja Bastogne Lieja en 2005 y 2010, la París Niza en 2002 y 2003 y el Dauphiné Libére en 1999.

Su mejor fue 2003, con la París Niza, el Tour de Suiza, la Amstel Gold Race y un puesto en el cajón de París. Ese mismo año venció el 14 de julio en el Tour, el día que una curva hacia la derecha le llevó a Beloki al infierno. 

Se le echará de menos, su carácter ganador, sus arrancadas sin complejos, sus pájaras enormes, su decisión de 'crear' de la nada un equipo como el Astana y, aunque sea un capítulo negro, tampoco olvidaremos su positivo. 


Hace diez años fue Roberto Laiseka quien nos hizo vibrar en Luz Ardiden y llegó primero a la meta de la estación de ski. Dos años después Iban Mayo fue segundo en la Etapa Reina de aquél Tour en el que fue sexto.

Ayer le tocaba a Samuel, el menos escalador de los tres, el más completo y mejor de los tres, probablemente, el mejor ciclista que ha tenido la Fundación Euskadi nunca...y estará difícil que alguien le supere, sobretodo por el compromiso que tiene el asturiano con el naranja.

Se empezó a subir el Tourmalet y aparecieron los hombres de los hermanos Schleck por fin. Cancellara tiraba, Gerdemann y Fugslang aguantaba y Voigt...Voigt con 40 años parecía que bastante tenía con ir ahí, pero nos equivocamos.

'Espartaco' se apartó rápidamente, Gerdemann y Fugslang se quedaron al poco de empezar a tirar Voigt y el grupo iba reduciéndose progresivamente.

El Euskaltel estaba soberbio, Samuel aguantaba con los mejores, arropado por Gorka Verdugo y Egoi Martínez, mientras que Gorka Izagirre daba la cara en las primeras posiciones del grupo, detrás de los Schleck.

Por delante iba Rubén Pérez escapado y Pablo Urtasun se quedó después de irse al suelo en una caída.

Hasta que quedaron escasos kilómetros para la cima aguantaron Egoi e Izagirre, Gorka Verdugo se permitió el lujo de seguir la rueda de Jesús Hernández una vez éste atacó. La etapa del veterano gregario de Euskaltel fue sensacional.

Al llegar a la cima dio comienzo un descenso vertiginoso. Geraint Thomas y Jeremy Roy iban por delante y pronto Thomas Voeckler aceleró levemente la marcha en el descenso. Después llegó el ataque a tumba abierta de Philippe Gilbert a quien siguió Samuel Sánchez, un auténtico as en los descensos.

En la llega a Luz, le esperaba Rubén Pérez para gastar sus últimas fuerzas en ayudar en lo posible a su líder. A pie de puerto tuvieron medio minuto, demasiado para un ciclista como Samuel, regular, que no se excede, que rara vez se equivoca. 

Cuando Samuel se puso a tirar sólo Vanendert, el fiel escudero de Gilbert en primavera, le pudo seguir. Atrás, en el grupo de favoritos, Sylvester Szmyd tomó el mando con unos primeros dos kilómetros que redujeron el grupo, después, ante la falta de iniciativa de todos, la diferencia de Samuel y Vanendert crecía mientras el polaco ponía ritmo delante de Basso.

Llegaron entonces los ataques de Frank y Andy Schleck que, tras 11 días de carrera, decidieron dar la cara. Al ataque de Andy respondió Contador sin dudar, a las arrancadas de Frank les dejaba ir hasta que otro tomara la determinación de seguirle.

A la tercera, el mayor de los Schleck, consiguió abrir hueco mientras los de atrás esperaban. A un kilómetro de la meta, el minuto y quince segundos de ventaja de Samuel Sánchez y Vanendert había sido reducido hasta siete segundos.

Cuando el belga se dejó llevar un poco Samuel le avisó de que, a escasos metros, se le veía llegar a Frank Schleck. Lo intentó Vanendert, pero ayer el Campeón Olímpico, tenía la ilusión, la garra, la fuerza y el empuje de una afición, la naranja, que hace que esta montaña haya sido desde 2001, tierra de oportunidades.

Fue el triunfo de la insistencia, de un ciclista que abandonó el Tour dos veces por llegar fuera de control y que volvió para hacer grandes cosas. Para ser sexto un año y cuarto dos años después. El año entre ambas participaciones lo centró en una Vuelta en la que fue segundo. 

Al volver al Tour, en 2008, se tomó la revancha de Alpe D'Huez, esa montaña que le había hecho llegar fuera de control en 2003, cuando su amigo Iban Mayo llegó primero. En 2008, él fue segundo, por detrás de Carlos Sastre.

El Campeón Olímpico nunca deja de crecer y esa es su mayor virtud, ha ido complementando sus virtudes, ya no es sólo un gran rodador que hace el 'kamikaze' bajando para luego en el llano vencer.
Rinde a buen nivel en las pruebas contra el crono, ya ganó una en la Vuelta, con la que le quitó el 3er puesto del podium a Evans, y estuvo a punto de ganar otra el año anterior a dicha Vuelta. 
En las ascensiones ha demostrado ser un ciclista con sangre fría, calculador, metódico, de esos que no ataca sólo por dejarse ver, ataca por convicción, con fe en la victoria, como ayer. Se lanzó a 40 de meta en un vertiginoso descenso para una victoria épica en una montaña que brilla con luz propia en la historia del Tour.

Nos hizo sufrir, pero mereció, la pena, hoy habrá más gente que le aprecie, que le tenga cariño, aquí, hacía tiempo que se lo teníamos, es uno de los nuestros, es naranja, es Samuel.


PUESTO
CORREDOR
EQUIPO
TIEMPO
Samuel SÁNCHEZ
21
EUSKALTEL
6h01’15”
Jelle VANENDERT
38
OMEGA PHARMA
+ 0’07”
Frank SCHLECK
18
LEOPARD-TREK
+ 0’10”
Ivan BASSO
91
LIQUIGAS
+ 0’30”
Cadel EVANS
141
BMC RACING TEAM
+ 0’30”
Andy SCHLECK
11
LEOPARD-TREK
+ 0’30”
Damiano CUNEGO
161
LAMPRE ISD
+ 0’35”
Alberto CONTADOR
1
SAXO BANK
+ 0’43”
Thomas VOECKLER
181
EUROPCAR
+ 0’50”
10º
Pierre ROLAND
188
EUROPCAR
+ 0’50”







PUESTO
CORREDOR
EQUIPO
TIEMPO
Thomas VOECKLER
181
EUROPCAR
51h54’44”
Frank SCHLECK
18
LEOPARD-TREK
+ 1’49”
Cadel EVANS
141
BMC RACING TEAM
+ 2’06”
Andy SCHLECK
11
LEOPARD-TREK
+ 2’17”
Ivan BASSO
91
LIQUIGAS
+ 3’16”
Damiano CUNEGO
161
LAMPRE ISD
+ 3’22”
Alberto CONTADOR
1
SAXO BANK
+ 4’00”
Samuel SÁNCHEZ
21
EUSKALTEL
+ 4’11”
Tom DANIELSON
52
GARMIN
+ 4’35”
10º
Nicolas ROCHE
101
AG2R
+ 4’57”
41º
Alberto CONTADOR
1
SAXO BANK
+1’42”
57º
Samuel SÁNCHEZ
21
EUSKALTEL
+2’36”



Eran compañeros, pero no eran amigos. Ayer, el alumno aventajado de Cavendish, André Greipel, batió al sprinter de la Isla de Man donde más puede dolerle al ego del velocista británico: en el Tour de Francia.

André Greipel empezó a destacar hace un par de años, cuando corría en el HTC, en esas carreras ‘secundarias, como la Vuelta a España, que Cavendish no quería correr.

De carácter afable y honesto, el teutón no quiso hacer sangre con Cavendish al haberle ganado y tiró de datos. Ahí, las 17 victorias de ‘Cav’ dejan la suya un poco pequeña.

En numerosas ocasiones ha admitido ser un tipo sencillo, sin ganas de bronca, admite que le falta ser más ‘cabrón’ en las llegadas masivas. Cuando el pelotón se enfila a más de 60 por hora, es difícil hacerse un hueco como hace André, sin ‘dar golpes’ ni ‘meter codo’ para decir que ahí está él.

Ayer se limitó a decir que no iba a hablar de Cavendish porque él ‘habla sobre la bicicleta y no en los medios’ en referencia clara, a las innumerables faltas de respeto que le ha ‘dedicado’ Mark Cavendish, el mejor velocista de la actualidad que llegó a decirlo que mientras estuviera en su misma estructura, no iba a ganar nunca nada más que lo que él le dejara, y, también, que al 50% era capaz de vencer a Greipel en plena forma.

Thomas Voeckler sigue ganando amigos en el pelotón. La etapa de ayer tenía un puerto a 15 kilómetros de la meta y cuando vio salir a Gilbert ahí fue él, para, después, montar un circo de los suyos, con gestos, caras y enfadado, como los niños vaya.

La escapada del día ni siquiera la tiró el Europcar, un equipo tan débil como la honorabilidad de su líder que dijo, en la rueda de prensa posterior, que no  les importaba que la fuga llegara, pues estaban todos muy lejos. Ni le importaba ni, de hacerlo, habría podido tirarla abajo.

Alberto Contador desmintió ayer a L’Equipe, medio oficial del Tour, tras las declaraciones de estos de que, el de Pinto, iba a abandonar: “Lo dejaré después de París” dijo el madrileño del Saxo Bank.




Sólo llegar a la meta de Saint Flour les convirtió en héroes. Llegaron con mucho tiempo perdido, cruzaron la meta lentamente y Flecha ni siquiera subió al pódio, porque no quiso, a recibir su bien merecido homenaje, pero se han convertido en los héroes del Tour de Francia.
En un mundo, el del deporte, en el que por un ‘bocadillo’ en el muslo uno puede dejar de entrenar, e incluso de competir, su heroicidad se multiplica. En un mundo, el del ciclismo, épico siempre, su heroicidad sigue siendo más que notable.
Johnnny Hoogerland llegó cojo al podium de la novena etapa, después del trompazo tremendo que se pegó, bastante tuvo con llegar. De hecho, llegó a la meta sólo para enfundarse el maillot de pepas rojas al mejor escalador, los siete centímetros de herida abierta que tenía en la pierna izquierda, desaconsejaban que siguiera, pero siguió.
Tuvieron que darle 33 puntos de sutura al alocado escalador del Vacansoleil y, todo el que quiso, le vio llorar en público, además de otras partes de su cuerpo tras el escalofriante accidente, pero eso le hizo humano, su gesta no lo fue, pero su gesto sí.
Se ganó así, de manera involuntaria, porque seguro que no lo habría querido así, el cariño de un público, el ciclista, fiel como pocos. Se ganó, por ejemplo, el cariño y el respeto que perdió Thomas Voeckler, a quien el neerlandés debería darle unas clases de honor. 
Joan Antoni Flecha se llevó, de lo malo, lo menos malo del atropello. El golpe del coche fue contra su cuerpo pero él no salió disparado contra el alambre, él ‘sólo’ se golpeó contra el suelo.
El ciclista catalán del Sky, que celebra sus victorias con el arco, seguro que, de haber dispuesto de uno, habría disparado contra mucha gente, pero el manager de su formación le esperaba en la meta para no convertir sus declaraciones en portadas.
Aún así, dejó el gesto de aplaudir irónicamente a una cámara cuando el pelotón  lo absorbió. 
Se supone que ninguno llegará a París ya que, de producirse, eso sería una gesta sobre humana, pero ya son héroes, han escrito su nombre, primero tristemente y después con letras de oro, en la historia de la grande boucle.


Pudo haberse vestido el amarillo pero, si tuviera un poco de conciencia, Thomas Voeckler no debería estar del todo contento hoy.

Su actuación dejó  mucho que desear en la la novena etapa del Tour de 2011.

Pase que haya sido un ciclista ‘gracioso’ de ver los últimos años cuando se pegaba unos calentones innecesarios, de cara a la galería, cuando la cámara le mostraba en la cola del pelotón, pero cuando es protagonista por cosas como las de hoy, pierde su gracia.

Saltó a la fama cuando Lance Armstrong le ‘regaló’ el maillot amarillo en 2004.

Le vimos sufrir, con la lengua fuera claro está, para aguantar un maillot amarillo que era imposible que mantuviera y que, evidentemente, no mantuvo cuando el de Texas se lo quiso enfundar.

Ayer se volvió a vestir de amarillo favoreciéndose de una caída que ha obligado a retirarse a Alexandre Vinokourov, Jurgen Van den Broeck, David Zabriskie y a Fred Willems.

Tras esta aparatosa caída en la que el kazajo se rompió el fémur, el belga el homoplato y Zabriskie y Willems la clavícula, el pelotón, instado por ‘Espartaco’ Cancellara decidió parar el ritmo a modo de protesta.

Fue entonces cuando la escapada del día, protagonizada por Hoogerland, Flecha, Luis León Sánchez, Casar y Voeckler llegó a tener los, a la postre decisivos, ocho minutos de ventaja.

Cuando ya se sabían ganadores ha llegó  un coche de la televisión francesa a darse un protagonismo que no merecía.

Atropelló, en su intento de adelantarle, a Flecha que, a su vez, tiró a Hoogerland que cayó contra una ‘protección’ de espino que le rompió el maillot y le dejó muy tocado.

Luis León reaccionó diciendo que no con la cabeza, Sandy Casar perdía unos metros y Thomas Voeckler se puso a tirar como si le fuera la vida en ello.
No se benefició de un pinchazo que, de suceder, no tiene que hacer parar al grupo, se benefició de que un coche tiró a dos rivales y eso, resulta un gesto muy feo.

Pudo ganar el amarillo pero perdió todo el respeto que se le podía tener.  Hoogerland llegó llorando a meta, sólo para enfundarse el maillot de mejor escalador.

Flecha rechazó llevarse el premio a la combatividad tras la etapa.


Luis León Sánchez perdió el sábado un tiempo que, de no haber regalado, le tendrían hoy, día de descanso, como líder de la clasificación general del Tour de Francia.

Ayer se impuso en la meta de Saint Flour, donde venció en 1999 David Etxebarria, a Thomas Voeckler, nuevo amarillo y a Sandy Casar.

La etapa estuvo marcada por las caídas. Primero, cayeron Amets Txurruka y Haimar Zubeldia lo que le produjo la tercera rotura de clavícula al primero.

La montonera más impactante se produjo en una bajada, en la que a punto estuvo de caer Johnny Hoogerland, en la que Vinokourov, de 38 años, se fracturó el fémur y pudo vivir sus últimos momentos como ciclista profesional.

El bravo corredor kazajo tuvo que ser sacado de la ladera en la que cayó, por sus compañeros que, viendo que ni siquiera podía apoyar su pierna derecha, optaron por retomar la marca rápidamente.

Con el kazajo se quedaron caídos, David Zabriskie y Fred Willems y, aunque se levantó y siguió pedaleando, también se cayó Jurgen Van den Broeck.

El belga del Omega, quinto en el pasado Tour de Francia, tuvo que poner pie en tierra y se vio obligado a abandonar por una rotura en el homoplato.

David Zabriskie se fracturó la clavícula al igual que Frederik Willems.
El parte de guerra era extenso pero faltaba lo peor por llegar.
Johnny Hoogerland y Joan Antoni Flecha marchaban escapados cuando fueron arrollados por un coche de la la TF1.

El holandés llegó a meta llorando, sangrando abundantemente de su rodilla izquierda, sólo para recoger el maillot de pepas rojas al mejor escalador.

Flecha, optó por no aceptar el premio a la combatividad que le quería otorgar la organización.

Thomas Voeckler, a sabiendas de que sería líder al final de la etapa, se encargó de llevar al trío hasta la meta en la que le batió el murciano de Rabobank Luis León Sánchez.

El  murciano, que ni siquiera sabía nada sobre la caída de Vinokourov y Van den Broeck le dedicó la victoria, como siempre, a su hermano fallecido.
Luisle “falló” en 2010, no  en 2011.




Antes de ayer salió a por Tony Martin como una auténtica Moto GP y les puso en bandeja de plata la victoria a sus rivales con ese 'calentón' que se pegó y mermó sus fuerzas de cara al sprint, ayer lo hizo mejor.

Edvald Boasson Hagen, Rudsbyg (Noruega) 1987, ciclista del Sky Pro Cycling se impuso ayer en la meta de Lisieux por delante de Matthew Goss y del líder, Thor Hushovd, que mantuvo la preciada prenda un día más.

Westra, Roux, Hoogerland, Duque y Malori fueron los escapados del día que tuvo que absorber el pelotón para jugárselo todo a la carta del sprint. Hoogerland, apoyado en esta escapada, se hizo con el maillot de pepas rojas de mejor escalador.

Fue una etapa accidentada para Alberto Contador que volvió a tener problemas técnicos aunque no perdió tiempo. Peor le fueron las cosas a Levi Leipheimer a quien una caída le hizo perder 1.05 en la meta. Con la caída del americano, sumada a las de Brajkovic, ya retirado, y Horner el otro, Andreas Klöden aparece como líder destacado del Radioshack. Puede que hasta Haimar Zubeldia, dos veces quinto en la general final, tenga que cambiar su rol si el alemán no cumple. 

Volvió a caerse, y va convirtiéndose en una mala costumbre, Robert Gesink cuyo mal fario en el Tour traspasa todo lo explicable, no perdió tiempo pero las sensaciones que transmite con tantas caídas no son buenas y no parece que vaya a estar anímicamente para luchar por algo grande.

La llegada de ayer tenía trampa y se sabía. A 3 kilómetros de meta picaba para arriba y Anthony Roux y Thomas Voeckler llegaron hasta los escapados para intentarlo en esa rampa final. Unos 60 corredores les cazaron bajo el triángulo rojo que avisa del último kilómetro.

En el sprint faltó Cavendish a quien la subida a 2 km de meta le sacó de la pelea. Tampoco estuvo Petacchi que parece que todavía no ha tomado la salida. 

Hushovd mantuvo el amarillo y Philippe Gilbert el verde, por un sólo punto, respecto a JJ Rojas.




Cuando en cualquier carrera hay un sprint siempre se nos viene a la memoria el mismo nombre para colgarle el cartel de favorito.

Igual en la París Niza, por eso de ser pronto, dudas, en Rolandia o Dauphiné menos, en el Tour no dudas, el favorito número uno en las volatas siempre es el mismo.

Nacido en la Isla de Man, Mark Cavendish cuenta ya 16 victorias en cuatro participaciones en el Tour de Francia. Sale a cinco victorias por año, una de ellas en París, que el glamour no se puede perder, y otra cuando todos le dan por muerto.

El año pasado, al igual que este año, el británico empezó el Tour generando dudas y no pudo alzar los brazos en las primeras llegadas masivas. Este año la primera volata fue para Tyler Farrar, la de ayer ya fue para él; no perdonó.

El HTC jugó la carta del despiste con un ataque de Tony Martin a menos de un kilómetro de meta, al que salió disparado Edvald Boasson Hagen. La potente arrancada del todoterreno noruego del Sky Procycling facilitó que el pelotón absorbiera al alemán, compañero de Cavendish, y se jugaron la llegada entre todos.

Thor Hushovd fue el primer en tirar la toalla, Philippe Gilbert, que ayer volvía a lucir el maillot de campeón de Bélgica, quería vencer tras no poder hacerlo antes de ayer, día de su cumpleaños, y a punto estuvo de conseguirlo.

José Joaquín Rojas, campeón de España en ruta, apareció por ahí y podía haber vencido a Gilbert de no haber sido por la aparición de ‘Cav’.

El ciclista del Movistar pretendía adelantar por la derecha al belga, cuando, todavía más por la derecha, le adelantó la ‘moto’ del HTC de las botas negras: Mark Cavendish.

Él mismo afirmó que no se veía para ganar, que quería luchar por ser tercero para coger puntos del maillot verde que, tras una descalificación, de Rojas,  en un sprint intermedio, llevará hoy Philippe Gilbert.

La jornada estuvo marcada por las numerosas caídas. Sorensen (Saxo Bank) vio atónito como una moto se llevaba su bici, mientras que Boonen llegó a las meta con un cuarto de hora perdido debido a una caída lejos de meta. Iban Velasco llegó con 12 minutos de retraso tras caerse a menos de 10 kilómetros para la llegada, puede tener la clavícula rota y hoy no tomará la salida.

Incluso Alberto Contador, como se puede ver en la foto, se topó con el asfalto, aunque el de Pinto se apresuró a decir que todo estaba ok. 



El muro de Bretaña marcó las primeras diferencias, generadas por ataques, en el Tour de Francia, supuso el cambio de mentalidad de Alberto Contador, ciclista conservador el año pasado y que ayer atacó a 1,5 kilómetros de la meta. Con más de 1.30 perdido no le quedaba otra.

El de Pinto, como él mismo ha declarado, estaba esperando el ataque de Philippe Gilbert, que ayer cumplía años, pero el belga no iba y tuvo que ser Alberto quien moviera el árbol.

El que cayó fue Andy Schleck a quien se le escaparon ocho bonitos segundos que pueden ser importantes, merece la pena recordar que el año pasado Contador le ganó el Tour por menos de un minuto así que cada segundo cuenta. 

El pequeño de los hermanos y líder del Leopard Trek demostró que es más importante pedalear que colocarse, pedalear que hablar, etc. Ayer su hermano si estuvo donde tenía que estar y es tercero en la general.

El maillot amarillo lo aguantó Thor Hushovd que pudo llegar a la meta con los elegidos viendo como Cadel Evans, a la postre vencedor, se desfondaba en busca de esa prenda. El australiano demostró tener buenas piernas y recordó al buen ciclista del Predictor Lotto que hacía podios en el Tour sin necesidad de sus compañeros. A su favor hay que decir que ha dejado atrás esa época en la que no daba la cara y ahora si tiene que atacar lo hace, veremos como responde en Pirineos pero su cambio de mentalidad es digno de elogio.

Alberto Contador se vio ganador e incluso alzó el brazo, aunque no disparó como habitualmente, pero la foto finish demostró que fue el ciclista australiano del BMC el ganador, por un tubular de distancia.

Samuel Sánchez llegó con los elegidos y redujo también distancias con algunos favoritos como Bradley Wiggins a quien le metió dos segundos o los ocho a Andy Schleck. Lo tiene complicado el asturiano de Euskaltel pero su casta no le permite tirar la toalla y sabemos que no lo hará.

El equipo de Igor González de Galdeano consiguió meter ayer a Gorka Izagirre en la fuga del día y fue quien más guerra dio en los últimos kilómetros aunque el acelerón que los hombres de Gilbert le pegaron al pelotón les hizo ceder a cuatro de meta. 

CLASIFICACIÓNES
PUESTO
CORREDOR
EQUIPO
TIEMPO
Cadel EVANS
141
BMC RACING TEAM
4h11’39”
Alberto CONTADOR
1
SAXO BANK
+ 0’00”
Alex. VINOKOUROV
61
PRO TEAM ASTANA
+ 0’00”
Rigoberto URAN
118
SKY PRO CYCLING
+ 0’00”
Philippe GILBERT
32
OMEGA PHARMA
+ 0’00”
Thor HUSHOVD
51
GARMIN CERVÉLO
+ 0’00”
Frank SCHLECK
18
LEOPARD - TREK
+ 0’00”
Samuel SÁNCHEZ
21
EUSKALTEL
+ 0’00”
Jurgen VD BROECK
31
OMEGA PHARMA
+ 0’00”
10º
Andreás KLÖDEN
74
TEAM RADIOSHACK
+ 0’00”







PUESTO
CORREDOR
EQUIPO
TIEMPO
Thor HUSHOVD
51
GARMIN CERVÉLO
13h58’25”
Cadel EVANS
141
BMC RACING TEAM
+ 0’01”
Frank SCHLECK
18
LEOPARD - TREK
+ 0’04”
David MILLAR
56
GARMIN CERVÉLO
+ 0’08”
Andreás KLÖDEN
74
TEAM RADIOSHACK
+ 0’10”
Bradley WIGGINS
111
SKY PRO CYCLING
+ 0’10”
Geraint THOMAS
117
SKY PRO CYCLING
+ 0’12”
Edvald BOASSON
114
SKY PRO CYCLING
+ 0’12”
Andy SCHLECK
11
LEOPARD - TREK
+ 0’12”
10º
Jacob FUGSLANG
13
LEOPARD – TREK
+ 0’12”
41º
Alberto CONTADOR
1
SAXO BANK
+1’42”
57º
Samuel SÁNCHEZ
21
EUSKALTEL
+2’36”





Cuando el belga Wouter Weylandt falleció en el Giro de este año no sólo el Leopard - Trek se retiró, también lo hizo su amigo del Garmin - Cervélo Tyler Farrar.

Ayer su amigo quiso dedicarle la victoria y puede que ayudado por su amigo belga, se impuso a Feillu (Vacansoleil) y JJ Rojas (Movistar Team)

Ejerció de lanzador el Campeón del Mundo Thor Hushovd que mantuvo el maillot amarillo en una clásica etapa de primera semana del Tour con una escapada que nunca llega y un sprint que nadie puede evitar.

Sorprendió sobre manera el sprint de Mark Cavendish que fue luego descalificado. El de la Isla de Man tuvo sus más y sus menos con Hushovd y ambos fueron relegados a los últimos puestos del pelotón, el de HTC que es, sin duda, el mejor sprinter de la actualidad, parece que empieza el Tour igual que el año pasado, sin encontrar el golpe de pedal que le hace invencible. En 2010 tardó en ganar pero se fue a casa con cinco victorias incluida la más mítica para los velocistas, las de los adoquines de los Campos Elíseos.

Ayer los valientes escapados fueron Rubén Pérez (Euskaltel) J.Iván Gutierrez (Movistar Team), Maxime Bouet (AG2R), Mickael Délage (FDJ) y Nick Terpstra (Quick Step) que llegaron a tener ocho minutos de ventaja para ser cazados en pro de la volata final que se llevaron Farrar y, también un poco, Wouter Weylandt porque esté donde esté, la victoria fue por y para él.


PUESTO
CORREDOR
EQUIPO
TIEMPO
Tyler FARRAR
54
GARMIN CERVÉLO
24’48”
Romain FEILLU
201
VACANSOLEIL
+ 0’00”
JJ ROJAS
141
BMC RACING TEAM
+ 0’00”
Sebastián HINAULT
105
AG2R LA MONDIALE
+ 0’00”
Mark CAVENDISH
171
HTC HIGH ROAD
+ 0’00”
Thor HUSHOVD
51
LEOPARD - TREK
+ 0’00”
Julian DEAN
53
LEOPARD - TREK
+ 0’00”
Borut BOZIC
202
VACANSOLEIL
+ 0’00”
André GREIPEL
33
OMEGA PHARMA
+ 0’00”
10º
Jimmy ENGOULVENT
214
SAUR SOJASUN
+ 0’00”







PUESTO
CORREDOR
EQUIPO
TIEMPO
Thor HUSHOVD
51
GARMIN CERVÉLO
24’48”
David MILLAR
56
GARMIN CERVÉLO
+ 0’00”
Cadel EVANS
141
BMC RACING TEAM
+ 0’01”
Geraint THOMAS
117
SKY PRO CYCLING
+ 0’04”
Linus GERDEMANN
14
LEOPARD - TREK
+ 0’04”
Edvald BOASSON
114
SKY PRO CYCLING
+ 0’04”
Frank SCHLECK
18
LEOPARD - TREK
+ 0’04”
Andy SCHLECK
11
LEOPARD - TREK
+ 0’04”
Jacob FUGSLANG
13
LEOPARD – TREK
+ 0’04”
10º
Bradley WIGGINS
111
SKY PRO CYCLING
+ 0’04”


Como motos

Thor Hushovd, Christian Van de Velde, David Zabriskie, David Millar o Ramunas Navardauskas eran las razones que invitaban a pensar que el Garmin - Cervélo iba a vencer ayer y así fue.

Thor Hushovd, Campeón del Mundo, no lucirá hoy su maillot arcoiris, se enfundará el amarillo varios años después de conseguirlo cuando corría para el Crédit Agricole.

Los 23 kilómetros se recorrieron a gran velocidad favorecidos por el viento que acompañaba a las escuadras. El vencedor firmó más de 55 kilómetros por hora de media, lo que supone la segunda más alta tras una CRE que venció el Discovery Channel de Lance Armstrong.

El Saxo Bank tuvo el dudoso honor de abrir la crono tras retrasarse sus nueve ciclistas en la caída masiva de la primera etapa que hizo que Alberto Contador cediera 1,20 en la meta. Firmó el séptimo mejor tiempo y 'sólo' cedió 24 segundos respecto a Andy y Frank Schleck que tuvieron una etapa 'plácida' en la que nunca asumieron su responsabilidad de líderes y se limitaron a ir a rueda de 'Espartaco' Cancellara.

24 fueron los segundos que perdió el de Pinto también con respecto a Cadel Evans, que parece que va a volver a estar en la lucha por el podio tras dos malos años, y a Bradley Wiggins que llega 'tapado' y con mucha hambre.

El Omega Pharma del líder Gilbert y del candidato Van den Broeck perdió 11 segundos con respecto al Saxo Bank y Basso cedió casi medio minuto respecto al de Pinto.

Alberto sale vivo de este primer fin de semana, tendrá que correr a la contra y la falta de bonificaciones le perjudica pero si hay alguien que puede hacer diferencias en la montaña ese es él.

El más perjudicado sin duda alguna ha sido Samuel Sánchez. Cuarto en el pasado Tour y tercero en el orden de los dorsales ante la falta de Denis Menchov y su Geox Team, el asturiano no cayó al suelo en la montonera que se generó a falta de 8 km el primer día pero su mala colocación le jugó una mala pasada y cedió, al igual que Contador, 1,20. Ayer, el equipo naranja, que dijo que había ido a reconocer el trayecto y que había trabajado en Vitoria de cara a esta etapa, fue el último de los 22 equipos.

Ni siquiera el Cofidis, que estuvo un kilómetro esperando a que Dumoulin dejara de oir ruidos raros en su bici lo hizo peor. Algo habrá que hacer.

Para una etapa como la de ayer sorprende, mucho además, la ausencia de Jonathan Castroviejo en el '9' del Tour. Sin él el conjunto Naranja sólo cuenta con Samuel como 'especialista'

Ayer cedió 1,18 con respecto a Evans y Schleck y casi un minuto con respecto al Saxo Bank lo que le sitúa a 2:36 en el puesto 104 de la clasificación general del Tour de Francia.

CLASIFICACIÓN ETAPA

PUESTO
EQUIPO
TIEMPO
GARMIN CERVÉLO
24’48”
BMC RACING TEAM
+ 0’04”
SKY PRO CYCLING
+ 0’04”
LEOPARD – TREK
+ 0’04”
HTC – HIGHROAD
+ 0’05”
TEAM RADIOSHACK
+ 0’10”
RABOBANK
+ 0’12”
SAXO BANK SUNGARD
+ 0’28”
PRO TEAM ASTANA
+ 0’32”
10º
OMEGA PHARMA LOTTO
+ 0’39”

CLASIFICACIÓN GENERAL

PUESTO
CORREDOR
EQUIPO
TIEMPO
Thor HUSHOVD
51
GARMIN CERVÉLO
24’48”
David MILLAR
56
GARMIN CERVÉLO
+ 0’04”
Cadel EVANS
141
BMC RACING TEAM
+ 0’04”
Geraint THOMAS
117
SKY PRO CYCLING
+ 0’04”
Linus GERDEMANN
14
LEOPARD - TREK
+ 0’05”
Frank SCHLECK
18
LEOPARD - TREK
+ 0’10”
Fabian CANCELLARA
12
LEOPARD - TREK
+ 0’12”
Edvald BOASSON
114
SKY PRO CYCLING
+ 0’28”
Manuel QUINZIATO
147
BMC RACING TEAM
+ 0’32”
10º
Andy SCHLECK
11
LEOPARD - TREK
+ 0’39”

Oh rey Philippe
Que Gilbert fuera el primer líder del Tour entraba dentro de toda lógica, la inmensa mayoría le colocaba como favorito y cumplió.

El ciclista de Omega Pharma Lotto se llevó la Flecha Valona, Lieja - Bastogne - Lieja y la Amstel Gold Race este año por lo que no tildarlo de favorito era un error.

Apareció en la salida con el pelo teñido de amarillo, ¿augurio? 

Se impuso con una facilidad insultante. 

A ocho kilómetros de la meta se produjo una inmensa montonera cuando un Astana cayó al suelo al tratar de esquivar a una espectadora que estaba de espaldas al pelotón. El ciclista celeste cayó y con él se fueron al suelo otros 30 ciclistas, pero se vieron afectados más de 100. 

Entre ellos estaba el favorito número 1 para la victoria final, Alberto Contador y el Campeón Olímpico Samuel Sánchez. Se dejaron 1,20 en la meta respecto al vencedor Gilbert y 1,17 con Evans, que fue segundo y primero entre los favoritos.

El primero en atacar en la última subida fue 'Espartaco' Cancellara a cuya rueda salió rápidamente el favorito Gilbert. 

Cuando atacó Gilbert cogió unos metros que nadie pudo arrebatarle aunque Evans, que fue segundo, atacó al final.

CLASIFICACIÓN ETAPA Y GENERAL:

1. Philippe GILBERT -  Omega Pharma Lotto 4h 41' 31"
2. Cadel EVANS -        BMC Pro Cycling      +00'03"
3. Thor HUSHOVD      Garmin - Cervélo       +00'06"
4. José J. ROJAS          Movistar Team           +00'06"
5. Jurgen VD BROECKOmega Pharma Lotto +00'06"
6. Geraint THOMAS     Sky Procycling          +00'06"
7. Andréas KLÖDEN   Team Radioshack      +00'06"
8. Rein TAARAMAE    Cofidis                      +00'06"
9. Chris HORNER        Team Radioshack      +00'06"
10. Tony MARTIN       HTC High Road        +00'06"

79. Samuel SÁNCHEZ Euskaltel Euskadi       +1'20"
82. Alberto CONTADOR Saxo Bank             +1'20"

Vuelve Mikel



Aquel martes 21 de julio pudo ser el día más feliz de la carrera deportiva de Mikel Astarloza. Se impuso en solitario en la meta de Bourg - Saint Maurice y pudo, por fin, alzar los brazos en la grande boucle. Fue una victoria merecida en una etapa intensa cuyos dos últimos kilómetros sudamos al otro lado de la tele todos los que adoramos este deporte.

Mikel fue empujado por centenares de personas a través de la retransmisión de Teledeporte. Él mismo dijo que era algo así como un líder patético ya que nunca ganaba pero se desquitó a gusto. Ganó una etapa importante en la ronda más importante. Lástima que se le escapara el top ten del Tour en la ascensión al Mont Ventoux.

Después de esa felicidad que nos transmitió a todos llegó el trauma. Para él mucho más, para nosotros los que le apoyamos, también fue un duro golpe. El supuesto positivo de Mikel por EPO le ha mantenido dos años apartado de la carretera cuando mejor estaba y justo antes de correr en casa la Clásica de San Sebastián.

Puse la mano en el fuego por él y, aunque haya cumplido la sanción, creo que no me he quemado. Según pude saber, luego esta versión se usó en su defensa en los tribunales, Mikel dormía en una cámara hipobárica para simular el entrenamiento en altura y fue dicha cámara la que hizo que el ciclista diera positivo. 

Sigo creyendo en la inocencia de Mikel y siempre le creeré. Pude decirle en persona que le creía después de participar en una tertulia de radio. Le creo porque transmite buenas sensaciones, porque le vi sufrir como nadie, todavía con los colores del Ag2r, subiendo Luz Ardiden en 2003. La Marea Naranja le tragó y le quiso ayudar, porque es uno de los nuestros y quiero verle en la línea de salida de la Clásica Ciclista de San Sebastián y también, en la Vuelta Ciclista a España. El ciclismo te debe mucho Mikel, cuanto antes empieze a pagarte mejor. Muchísima suerte y que sigas dándonos alegrías a tus fans.

Nuestro calvario ha acabado, ahora empieza lo bueno.

Gánalo otra vez Alberto


Alberto Contador ha anunciado hoy que va a correr el Tour de Francia de este año. Esta será, por lo tanto, su quinta participación en la grande boucle, de las cuatro anteriores, en tres acabó en lo más alto del podium de París. 

Después de llevarse su segundo Giro este mismo año el ciclista de Pinto tratará de ser tetracampeón del Tour tras vencer a Andy Schleck el pasado año por menos de un minuto de diferencia.

Había muchas dudas sobre la participación de Contador en el Tour de este año pero finalmente se ha decantado por el sí. 

De vencer en el Tour, a parte de su cuarto Tour, se hará con su séptima grande, igualando el número de grandes vueltas en las que venció Lance Armstrong. El TAS tiene que decidir todavía sobre su caso y en caso de estimarlo conveniente, le podría quitar el Giro de este año y el Tour del pasado y, de ganarlo, también el Tour de 2011.

Con su sí, el Saxo Bank se quita un gran peso de encima ya que sin él, no tiene ningún candidato a triunfar en París y la participación del madrileño el Tour contará con el mejor ciclista del momento luchando contra Andy Schleck y su hermano Frank, Samuel Sánchez, Jurgen Van den Broeck, Joaquim Rodríguez, Andreäs Klöden y Levi Leipheimer además del resto de estrellas del panorama internacional. 

Ahora que has dicho que sí, gánalo otra vez Alberto, que oigan el himno en los Campos Elíseos y que se lo aprendan.

Contador 6.0

Lo celebró con rabia, con mucha rabia y con muchas más ganas de las habituales en él, el trofeo que levantó ayer Alberto Contador no fue uno más.

Fue un trofeo para todos aquellos que dudaron de él por atreverse a hacerlo y fue un triunfo, sentimental al menos, para quienes no dudamos ni un segundo de él.

Alberto levantó ayer en Milán su segundo trofeo de Campeón del Giro. El Giro especial, el que conmemora los 150 años de la unificación de Italia, el primero después del tormentoso asunto del clembuterol.

Quienes sufrimos al ver a Contador llorar para explicar que había sido un error nos alegramos de verle ganar de nuevo, de verle ganar así aún más. Porque no fue una victoria más, no fueron cuarenta segundos los que le separaron del segundo clasificado como en el pasado Tour.

Le ha metido más de seis minutos a Michele Scarponi segundo clasificado. El tercer cajón, al igual que el año pasado, lo ha ocupado Vincenzo Nibali, actual campeón de la Vuelta.

La primera etapa de medio montaña nos hizo dudar de él, en un ataque feroz de Scarponi, sólo la rueda de Purito salvó a Contador de perder tiempo con respecto a los favoritos en la meta, pero después de eso ha sido un espectáculo continuo. La primera etapa en alto la ganó con facilidad, atacó con esa ligereza que le caracteriza en las duras rampas del Etna y los ocho kilómetros que hizo por delante, sólo seguido por Rujano, aunque no le aguantó hasta el final, fueron un aviso, él iba a ganar. Consiguió así su primera victoria parcial en el Giro, ya que hace tres años cuando se llevó su primera corsa rosa no necesitó ganar ninguna batalla para ganar la guerra final. Era la tercera victoria parcial de la 'armada' tras las conseguidas por el veterano Vicioso primero y por Ventoso después.

En cada etapa de montaña se ha mostrado solvente, la crono de ayer no supuso más que un paseo por Milán y entre tantas, se adjudicó la crono escalada para seguir metiendo tiempo a sus rivales.

Se permitió el lujo de regalarle una etapa a Rujano cuyo esfuerzo cuando la carretera se inclinaba resultó encomiable, su valentía ha quedado fuera de duda.

Además de las cuatro victorias ya comentadas, la expedición española se trae otras dos, las conseguidas por Igor Anton en el mítico Monte Zoncolan y la conseguida, el día siguiente por Mikel Nieve en la etapa reina. Una pena la pájara que sufrió Anton el pasado viernes cuando marchaba décimo clasificado y lo larga que se le ha hecho la corsa a Nieve que el jueves era quinto y ayer acabó undécimo.

Las dos victorias demuestran que Euskaltel tenía que ir al Giro, que tenía que ir con esta mentalidad además, nada de ir de paseo, hay equipo de corsa, hay equipo para grandes cosas, como las dos enormes victorias de estas tres semanas. Euskaltel estrenó su palmarés en la corsa nada más y nada menos que en el mítico Zoncolan con la victoria de Anton para, al día siguiente, alzarse en la etapa reina con Mikel Nieve.

La ronda de los dos escaladores ha sido sobresaliente aunque se les ha hecho larga. El pasado año ya demostraron en la Vuelta, donde Nieve ganó la etapa reina y Anton un par de etapas, además de ser lider, que están para grandes cosas. Si no llega a ser por aquel tronco Anton hoy tendría una vuelta en su palmarés, habría sido el primer naranja en lograr la victoria en una grande. 

Ahora que ya se tienen victorias en las tres grandes, que se ha hecho podio en la vuelta y que se ha estado cerca de vencer en la ronda española, está claro que hay que ir a por el cajón en el Tour.

El que seguro que sueña con el cajón de París es Alberto Contador. No será fácil que esté en la grande boucle después del exigente Giro que ha completado victorioso. Él mismo ha dicho que si no se ve para ganarlo que no irá, no conozco a un Contador incapaz de ganar pero entiendo que el sacrificio que ha supuesto este Giro tiene que pasar factura y que no hay que precipitarse. Mucha gente le quiere ver caer, le quieren ver derrotado, siendo segundo, pero creo que tendrán que esperar muchos años para verlo, si es que consiguen verlo. Alberto Contador es un ciclista total. Sube como los mejores y contra el crono más de lo mismo. No necesita gregarios como Heras, Azevedo, Rubiera, Landis, Leipheimer o Hincapie, los super gregarios que tenía Lance Armstrong, sólo necesita a Dani Navarro y a Jesús Hernández sus fieles escuderos y su clase. Su clase le llevó hace tiempo a la más alta cota del ciclismo profesional cuando ganó su primer tour, ya van tres, y su clase le llevará, de hecho le está llevando ya, a marcar una época. 

Con la de ayer son seis grandes las que ha ganado Alberto. Lance ganó siete, los siete fueron Tours eso sí, pero Alberto y sus siete grandes, la séptima no tardará en llegar tienen más mérito. Primero por la diferencia de nivel de los compañeros y segundo porque Lance preparaba durante once meses de manera enfermiza la ronda francesa, Contador ganó en un año, 2008, el Giro y La Vuelta y este año puede repetir.

De ganar este mismo año el Tour, que ya sería su séptima grande, sería tetra campeón de la grande boucle, a tan sólo una de Miguel Indurain. Creo que Alberto puede superar los siete de Lance. Alberto también lo cree y lo quiere y como él mismo dice. "Querer es poder".

Luto total,otra vez.



Hoy a la mañana hemos recibido la triste noticia del fallecimiento de Xavi Tondo.
El ciclista catalán de 32 años, según hemos podido conocer, ha fallecido aplastado por su propio vehiculo. Al bajarse del vehiculo para abrir la puerta del garaje éste le ha aplastado contra la puerta, difícil de creer el desgraciadísimo accidente que ha tenido lugar en Granada.
Beñat Intxausti, también ciclista del Movistar Team estaba en ese momento con él pero no ha podido hacer nada por su vida. Tanto el vizcaíno como el catalán se dirigían a una sesión de entrenamiento cara al próximo Tour en el que iban a coincidir con su 'compañero' sancionado Alejandro Valverde. 
Xavi Tondo tuvo el año pasado su primera gran oportunidad en el ciclismo profesional cuando el Cérvelo de Carlos Sastre lo fichó del Andalucía CajaSur que lo había traído de vuelta del ciclismo portugués. Después de debutar en profesionales en 2003 en el Paternina Costa de Almería, pasó por el Barbot, el Catalunya, Relax GAM, LA Aluminios y el citado Andalucia.
Llegó a un equipo Pro Tour y en su primer año consiguió un triunfo en la París Niza y otro en la Volta a Catalunya.
En 2011 fichó por el Movistar Team de Eusebio Unzué que depositó en él, ante la falta de Valverde y la marcha de Luís León Sánchez, sus esperanzas y sus galones cara al Tour de Francia.
Este año, ejerciendo de líder del conjunto azul había vencido, por delante de Alberto Contador, en la Vueltaa Castilla y León y preparaba con mimo la grande boucle.
Se nos ha ido, caprichos del destino, un gran ciclista de 32 años. Enamorado del deporte de la bicicleta y fiel defensor de la limpieza en este deporte, decían de él que era uno de los abanderados de los anti-dopaje. Hoy el destino se lo ha llevado de una manera absurda y precipitada. 
Se han sucedido las muestras de dolor, vía twitter, Contador, Jesús Hernández, Schleck y más ciclistas han mostrado su dolor. Matxín, manager del Geox, no ha querido ser menos.
Se suceden también las muestras de ánimo para Beñat Intxausti, su compañero y amigo.
Nunca te olvidaremos Xavi, descansa en paz.


La etapa de ayer del Giro de Italia sirvió como homenaje al fallecido Wouter Weylandt.
Todos los ciclistas fueron juntos, las clasificaciones se anularon y todos homenajearon al ciclista belga.
Cada diez kilómetros un equipo comandaba el pelotón y los últimos kilometros fueron los ocho del Leopard, más Farrar, quienes fueron los primeros.
Tyler Farrar, americano del Garmin Cérvelo, reside en Gante y le unía una gran amistad con Weyland. Tanto él como el conjunto Leopard-Trek abandonarán el Giro hoy.
David Millar que alcanzó el liderato antes de ayer lució, como todos los demás, un crespón negro en su maglia rosa.
La etapa comenzó tras un respetuoso minuto de silencio en el que se emocionaron la mayoría de los ciclistas. Alberto Contador comenzó la etapa visiblemente emocionado por ejemplo.
Ayer el deporte, la etapa, la carrera, era lo de menos, podía haber sido cualquiera, pero desgraciadamente fue un joven de 26 años que esperaba un hijo para septiembre y que corría esta carrera que le ha costado la vida, porque Daniele Benatti no pudo correrlo. Una desgracia a la que sumamos que ayer hizo un año de su gran victoria en una etapa del Giro de 2010, justo un día antes falleció.
El tranvía de Gante no volverá a correr, siempre contigo Wouter.





El sábado comenzó el Giro de Italia con una contrarreloj por equipos por Turín. Decían que iba a ser el más duro, coincidiendo con los 150 años de la unificación de Italia se había decidido endurecer la prueba. Nunca nadie imaginó que sería tan duro, que dejaría una vida en su transcurso.
Wouter Weylandt, ciclista del Leopard Trek de los hermanos Schleck, acaba de fallecer en el transcurso de la tercera etapa de la corsa rosa que ya no es rosa, es negra. 
Mañana hace un año de que Wouter Weylandt alzara los brazos en una etapa de la ronda italiana que le ha costado la vida. En su palmarés también cuenta con una victoria en la Vuelta Ciclista a España.
Murilo Fischer, ciclista del Garmin-Cérvelo ha twitteado quejándose de que tanto control anti dopaje y tanta tontería para, a veces, tan poca seguridad.
Hace dos años Pedro Horrillo, por entonces del Rabobank, tuvo un accidente del que salió vivo de milagro ya que se le dio por muerto. Cayó de más de 60 metros y sufrió fracturas en rótula, vértebras y en el fémur para acabar en un coma inducido. Fue también en el Giro donde ocurrió este accidente y el ciclista guipuzcoano sobrevivió como él mismo dijo: "De milagro". Estuvo tendido en una piedra de dos metros que le salvó la vida, de no estar aquella piedra habría caído aún más abajo que esos sesenta metros.
Hoy Wouter Weylandt ha corrido sus últimos kilómetros, queremos ciclismo espectacular, limpio, pero por encima de todo seguro. 
Me imagino que el Leopard Trek abandonará el Giro y verdaderamente, aunque sé que es imposible, debería suspenderse la ronda italiana. Dirán que hay que correr, que a él le habría gustado que se corriera, pero cosas como estas dejan un mal cuerpo dificil de recuperar, podría haber sido cualquiera de los corredores, cualquiera. Es muy grave lo que ha pasado, que el Giro tome medidas por favor.
Al cielo, donde ya estará descansando Wouter, mando un abrazo y a la familia el sentido pésame de un aficionado a este bello deporte. 
Descansa en paz Wouter #108

Castroviejo y Sicard: El futuro está aquí



Euskaltel Euskadi apostó el año pasado por Romain Sicard y Jonathan Castroviejo para el futuro. 

El ciclista galo y el vizcaíno tuvieron grandes actuaciones en el Dauphiné el primero y en el Tour de Suiza y en el Campeonato de España, modalidad de contrarreloj, el segundo. 
R.Sicard
Sicard renovó el pasado año hasta finales de 2012 al igual que Igor Antón confirmando así la fundación Euskadi su confianza en el galo, campeón del Tour del Porvenir y del Campeonato del Mundo sub 23 en 2009.
En 2010, ya en Euskaltel, el galo fue undécimo en el Dauphiné Libére (fue segundo en la cuarta etapa) además de un décimo puesto en la Vuelta a Baviera.

Jonathan Castroviejo Nicolás fue segundo en la contrarreloj individual de la Vuelta Ciclista de Asturias y quinto en el campeonato de España, también contra el crono. En el Tour de Suisse fue 24º en la clasificación general quedando en la duodécima posición en la última crono por delante del heptacampeón Lance Armstrong o de los hermanos Schleck entre otros.
J.Castroviejo
Hoy, de vuelta en Suiza, Jonathan Castroviejo ha estrenado su palmarés en el prestigioso Tour de Romandia.
El ciclista de Getxo se ha hecho con el prólogo por delante de Taylor Phiney, segundo.
David Millar, veterano especialista contra el crono ha sido quinta y el eterno Alexandre Vinokourov ha sido noveno.
Gorka Verdugo ha sido el segundo naranja en la etapa siendo décimo.
Breve nota pero que sirva para felicitar a Jonathan Castroviejo por su logro y animarle para un futuro que estará, seguro, plagada de éxitos, al igual que el de Sicard.






Carta de agradecimiento de Jens Voigt para los aficionados del País Vasco:

Carta de agradecimiento de Jens Voigt para los aficionados del País Vasco:
Jens Voigt /foto pág oficial Team Leopard Trek

Esta carta va para todos los aficionados vascos, que siempre están ahí. Siento que he tenido una estrecha relación con los vascos durante los 14 años de mi carrera profesional. Tengo unos recuerdos muy buenos del País Vasco ya que algunos de mis mejores momentos han ocurrido en las colinas del país vasco. Mi primera victoria como profesional fue en Vuelta al País Vasco en 1998. Yo lucía todavía el maillot azul y blanco del equipo Gan. Esta victoria cambió mi carrera profesional para siempre y para mejor.
También fue la primera vez que tuve la suerte de vivir la pasión y la equidad de los aficionados vascos. Fue un día frío y lluvioso, a pesar de ello muchos de ellos vieron en vivo el final de la etapa y un gran número de ellos se quedaron a la ceremonia del podio. Este fue el momento en el que empezó mi amor y respeto con el País Vasco y la gente que vive allí.
Desde entonces, siempre he firmado para correr la carrera a pesar de que es una de las más difíciles y complicadas de la temporada. Sin embargo, me encanta volver a mi querido País Vasco.
Recuerdo también cuando tuve el maillot de mejor escalador en el Tour de Francia de 1998, pero solo por un día porque me caí dos veces en la primera etapa de los Pirineos. Casi no podía llegar a la meta y lo perdí, pero los aficionados vascos, una vez más, me apoyaron y me dieron ánimos hasta la meta. Las montañas estaban tapadas con sus banderas y sus camisetas de color naranja, típicas de la afición. Un mar rojo y verde y blanco de sus famosas banderas nacionales. Y si la afición vasca es famosa por algo, es por ser justa y animar a todo el mundo, incluso a los que se caen y apenas pueden aguantar más. No les importa. Te animan igual que seas el mejor ciclista del mundo y que si vas en el “grupito”. Realmente me gusta y lo agradezco.
A lo largo de mis 14 años como ciclista profesional siempre he visto a los aficionados vascos como los fans más apasionados y leales del ciclismo. A veces parece que están casi llorando "¡venga! ¡venga!" y "¡ánimo! ¡ánimo!" Nunca he tenido ningún problema. Siempre hay espacio para que los corredores puedan pasar. Nunca abuchean a nadie. Siempre justos y apasionados. Nunca he visto un aficionado vasco causar problemas ni bloquear la carretera, ni hacer tonterías. Sois unos fans llenos de pasión por este deporte, los fans más leales, más informados y más apasionados. Entendéis y apreciáis el trabajo duro que hacemos en nuestro deporte.
La de la semana pasada puede haber sido mi última Vuelta al País Vasco. Quería regalarles, una vez más, una victoria, pero estaba haciendo otro tipo de trabajo. Estaba allí para ayudar a mis capitanes, para ponerles en una buena posición para la última subida. No tuve ni fuerzas, ni la oportunidad de dar más.
Pero, como siempre, estaban allí. No importa si hay 5 grados con nieve ni con lluvia, ni sol de verano, siempre son fiables y prestos a echar una mano cuando sufres.
Así que, después 14 años dando todo encima de la bici, sólo quería tomar un momento para decir: ¡¡¡Gracias, mis querido aficionados vascos!!! ¡¡¡Gracias de todo corazón por estar ahí y haber sido tan agradables y maravillosos conmigo durante mi carrera!!!
MILA ESKER!
JENS VOIGT, Abril 2011

Yo creí a Alberto Contador

En Septiembre de 2010 saltó el bombazo cuando el mejor corredor del pelotón internacional, Alberto Contador, fue acusado de supuesto dopaje por clembuterol.
Desde el primer momento se sucedieron las muestras de cariño, de afecto y de ánimo en favor del ciclista de Pinto, triple campeón del Tour. 
Hoy, día 14 de febrero, la Real Federación Española de Ciclismo ha absuelto al madrileño que podría correr mañana mismo. 
Hubo gente que dudó de Alberto Contador, yo no dudé ni un momento. Alberto transmitía buenas sensaciones, hizo que no dudara en ningún momento de él, todo fue un error y se demostrará, aunque el daño ya está hecho y ahora cuando gane, porque ganará, siempre existirá la duda. 
Foto: www.albertocontador.com

La primera rueda de prensa del ciclista de Pinto nos mostró a un ciclista abatido, superado por las circunstancias y que dijo ya no creer en el sistema antidopaje, yo ya tampoco creo.
Me alegra especialmente la absolución de Contador, un ciclista espectacular, de una familia humilde, que vivió de cerca la muerte, que pensó que 'querer es poder' y que así hizo de su vida un 'querer es poder'.
Quiso ser absuelto y pudo ser absuelto. Alberto volverá a vencer, la sombra de la duda le perseguirá pero seguro que a ella también le gana porque él es un as en la montaña y un as en la contrarreloj, el mejor ciclista de todos, el que puede hacer que los siete tours de Armstrong queden en segundo plano. 
Yo creí en él y me muestro orgulloso de que le hayan absuelto, él nos devolverá el apoyo, hoy es un gran día para los que creímos en él. Enorme Alberto, eres el número 1.

Caso Contador 28-enero-2011

Hoy a la tarde Alberto Contador, acompañado de su director Bjarne Riis, ha dado una rueda de prensa para hablar sobre su todavía supuesto dopaje.
El ciclista de Pinto lleva un par de semanas en boca de todos y ésta semana apareció la noticia de que se pretendía sancionar al tri-campeón del Tour por un año, aplicable a partir de agosto de 2010.
Con esta sanción, que no es definitiva, Contador no podría disputar ni el Tour ni tampoco La Vuelta.
No considero justa la sanción de un año, no considero justo que de producirse la sanción, se aplique a partir del 26 de agosto y no desde el día que da positivo.
Creo que si la sanción se le aplica a partir de agosto no se le debe quitar el Tour y que si se le quita el Tour, que es donde dio positivo, la sanción debería ser desde julio y se le debería permitir correr la Vuelta.
Tampoco entiendo sancionarle con un año, ¿esto que quiere decir? ¿Es medio culpable? ¿Medio inocente?
En su comparecencia de hoy, Contador ha vuelto a manifestar que ya no confía en el sistema contra el dopaje, yo tampoco confío, no creo que se dopara, sería estúpido que se hubiera dopado cuando ya era líder, no tiene lógica, no quiero creerlo tampoco, confío en Contador, porque es un ciclista que se ha ganado todo lo que tiene a base de esfuerzo, que estuvo a punto de dejar la bici, se levantó y ganó tres tours, porque ese es el Alberto que quiero ver, el que dispara desde el podio de los Campos Elíseos, el que lleva amarillas hasta las gafas, el que no tiene rival en la carretera, el ciclista limpio que admiro desde hace años.
A día de hoy sigo poniendo la mano en el fuego por él, se merece la confianza, el apoyo, igual que otros.
Confío en que si finalmente es sancionado, vuelva a ganar el Tour en 2012 y que dispare más de una vez desde los Elíseos, a todos aquellos que ponen en entredicho su carrera, a todos aquellos envidiosos que quieren lincharlo por ser el mejor, porque es lo que es, el mejor, lo ha demostrado en el asfalto, por mucho que a algunos les duela escuchar ese himno al final del Tour.
Estamos contigo Contador, somos muchos y siempre estaremos empujándote, te empujamos hacia la victoria en el Tour y no dudo, ni dudaré de tu limpieza. Siempre con él.


Pongo la mano en el fuego por Alberto

Hoy ha sido un día duro para los aficionados del ciclismo. Unos se acostaron ayer con la noticia de que Alberto Contador, otros los más madrugadores, nos hemos despertado con la noticia del supuesto positivo del de Pinto. Un mazazo antes de dormir, un mazazo nada más despertar.
Alberto Contador Velasco, triple ganador del Tour, ganador de un Giro y de una Vuelta, campeón de España contra el crono en 2009 y, sin duda alguna, el mejor ciclista de la actualidad.
El pasado 21 de julio, día de descanso en el Tour Alberto Contador pasó un control anti dopaje en el que mostró unos niveles extraños de clembuterol. El ciclista español lo supo un mes después y compareció frene a la UCI para explicar que había dado positivo tras ingerir carne en mal estado, la Unión Ciclista Internacional le dijo al de Pinto que había sido víctima de una contaminación alimenticia. Hoy, la UCI ha dicho lo contrario. Alberto Contador está suspendido de sus funciones de ciclista hasta que se demuestre que esa carne, comprada en Irún, fue la que le hizo dar positivo, no parece complicado de demostrar, si lo tomó y le dio el clembuterol, se verá que días antes no lo tenía y que días después desapareció.
A pesar de todo, hay algo que uno no alcanza a entender, en la rueda de prensa de Alberto ha dicho que la cantidad encontrada no sirve para mejorar el rendimiento, todos están de acuerdo, entonces, ¿por qué se saca el tema del positivo? ¿Pretenden desprestigiar al de Pinto?
Hoy es un día triste, yo confío en Alberto y como yo, muchos, la inmensa mayoría de los que amamos este deporte, los que le empujamos en la crono cuando Schleck se le acercaba, los que quisimos que venciera a Rasmussen, los que odiamos a Armstrong por su trato a nuestro campeón, todos estamos con él, porque ha demostrado mucho, tanto encima de la bici como fuera.
Le hago caso a él, pongo la mano en el fuego por él y sé que no me quemo, Alberto no ha podido hacerlo, es el mejor, los demás son los que tienen que mejorar, él sólo mantener su nivel, su elegancia en la bicicleta.
Han querido manchar su nombre, pero seguro que hoy lo que han conseguido es que Alberto se sienta más confortado, con más gente a su lado, dándose cuenta de que mucha gente está con él en los malos momentos.
Ya nos quitasteis a Mikel Astarloza y a Alejandro Valverde, no nos quitareis a Alberto Contador.
Por si fuera poco, Ezequiel Mosquera y David García Dapena, 2º y 11º clasificado en la pasada Vuelta a España han saltado hoy a la palestra por sendos positivos en la ronda española, espero que también sea un error, hoy todo el mundo está con Alberto, yo también, pero no podemos abandonar a los gallegos que nos hicieron vibrar en la pasada Vuelta, a Ezequiel que nos encandiló en la Bola del Mundo. Estamos con los 3.

Bravo Ezequiel, congratulazioni Vincenzo

No ha acabado La Vuelta 2010, pero oficiosamente sí.
Vincenzo Nibali ganará mañana su primera grande, segunda en lo que va de año para el Liquigas Doimo tras el Giro de Ivan Basso.
A su lado estarán Ezequiel Mosquera y Peter Velits.
El gallego del Xacobeo que anunció esta semana su fichaje por el Vacansoleil ha conseguido por fín subir al pódio y también ganar una etapa, la de hoy, la de "la bola del mundo". Una etapa espectacular.
Vincenzo Nibali era mi principal favorito para esta Vuelta, con el paso de las etapas, Igor Antón demostró que era el más fuerte pero, tras la desgraciada caída del de Euskaltel, el italiano al que apodan "Canibali" ha demostrado ser el más fuerte.
Sin duda, esta Vuelta será la que tuvo que ganar Anton pero no ganó, una lástima, Euskaltel lo merece, Igor lo merece, aunque más merece Samuel el honor de ser el primer naranja en conquistar una grande.
Hoy Ezequiel ha demostrado ser un profesional como la copa de un pino, lleva tres semanas haciéndolo pero hoy, tras ver que no se iba adjudicar la Vuelta, sabiendo que va a cambiar de equipo, se ha dejado todo en las durísimas rampas de Navacerrada.
Carlos Sastre es otro ciclista ante el que me quito el sombrero, también sabe que correrá en el Geox el año que viene, pero ha demostrado actitud, ganas y hambre en su última grande con el Cervélo, después de conquistarme como persona en la Clásica de San Sebastián, en la que se portó como un tío 10, me ha encandilado nuevamente con su profesionalidad. Ya podría aprender uno que va a dejar Euskaltel para defender el maillot del Movistar, ya podría aprender sí.
La Vuelta para Euskaltel deja un sabor agridulce, 3 victorias de etapa, incluída la etapa reina, el maillot rojo de líder varios días y la sensación de que esta Vuelta era suya.
Igor Antón dos veces y Mikel Nieve han sido los vencedores, pero Koldo ha conseguido luchar por los sprints en una grande por fín, Urtasun ha demostrado que es un corredor total, Txurruka que ha llegado fresco y el resto, ha demostrado que como gregarios valen mucho, enhorabuena.

En otro orden de cosas, hoy vuelve Xabi Alonso a Anoeta sí, la vuelta del hijo pródigo que titulé ayer, una suerte que semejante jugador saliera de Zubieta. Estamos orgullosos de todo lo que ha conseguido.
Mañana crónica del partido, ¿pronóstico? veo factible ganar, la cartera me pide una X pero es el Real Madrid... creo que una X.

La O-Diosa fortuna

Hace poco escribí sobre la fortuna, la suerte de China en el Mundobasket que se clasificó porque Costa de Marfil recibió un triple de medio campo sobre la vocina. Mala suerte sin duda.
Ayer vivimos otro capítulo de lo que la suerte puede darte y quitarte, como protagonista, un pequeño ciclista que ya dio sensación de estar enfrentado a la fortuna hace dos años.
El líder de La Vuelta dijo ayer adios a la vuelta, probablemente sea un hasta el año que viene, pero ayer dijo adios. Se fue al suelo junto con Egoi Martínez y se rompió el codo, demasiado castigo para el que tenía que haber ganado esta grande.
La Vuelta le debe algo a Igor Antón, después de lo de ayer ya no tiene a su líder, al que manejaba las subidas a su antojo, al que estaba dando el mayor espectáculo.
Tenemos que denunciar que, según comentó Xavi Tondo, ciclista del Cérvelo, Egoi Martínez se fue al suelo tras cruzarse con un tronco que Tondo pasó por encima pero que el de Euskaltel no pudo evitar, resultado Egoi en el hospital e Igor Antón lo mismo.
Dijeron que Juanjo Oroz subía a la meta diciendo que no con la cabeza y es que el equipo naranja se queda sin su líder, a la espera de que Beñat Intxausti decida competir algún día y cada día le quedan menos oportunidades para demostrar que sabe que se debe al equipo naranja hasta diciembre, pero parece que está pensando más en el Movistar que en el Euskaltel.
La Vuelta queda abierta, principal favorito, el nuevo líder, Vincenzco Nibali que es más contrarrelojista que Purito, Mosquera y Tondo, pero todo puede ser.
Esta vuelta era la de Igor, aunque el primer naranja en ganar una grande tenía que ser Samuel, Igor también lo merece, el equipo lo merece.
La odiosa fortuna ya sabeis...

Anton, la roja, la suerte y la desgracia

Hoy he leído la columna de Berni sobre la suerte en Marca y me parece muy buena la verdad. La suerte fue la que sacó a Costa de Marfil de las eliminatorias en el Mundobasket, un tiro desde lejos en el último segundó que eliminó a los africanos para clasificar al gigante chino. Lástima Kone, nuevo jugador del Lagun Aro GBC.
La misma suerte que, como ya escribí, clasificó a España para los octavos, pero ayer en octavos no fue suerte, no se necesitó, cuando el mejor equipo del mundo, porque seguimos siendo campeones, se pone a carburar se nota. Ayer nos merendamos un yogur griego bastante inte